Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgado por llevar armas de la II Guerra Mundial

Entre el material incautado por los Mossos había un lanzador de granadas, varias pistolas y revólveres, cartuchos y miras telescópicas. El fiscal pide para el acusado ocho años de cárcel

ÀNGEL JUANPERE

Whatsapp
FOTO: CME

FOTO: CME

Un coleccionista que llevaba gran cantidad de armas y cartuchos sin poder acreditar factura o justificante de haber comprado dicho material se enfrenta a ocho años de prisión por los delitos de depósito de armas de guerra. Y es que algunas de las piezas incautadas por los Mossos d’Esquadra son de la II Guerra Mundial. El caso llegará a juicio el próximo 20 de diciembre en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial.

El escrito de acusación de la Fiscalía recoge que el acusado, de nacionalidad española y sin antecedentes penales, es coleccionista de armas. Tiene autorización de Intervención de Armas de la Dirección General de la Guardia Civil. Además, dispone de varios tipos de permisos de armas.
Sobre las seis y media de la tarde del 11 de mayo de 2014, el encausado fue interceptado por agentes de los Mossos d’Esquadra cuando volvía del 31e Salon de l’Arme Ancienne et de Collection, que se había celebrado el mismo día en la localidad francesa de Amélie-Les-Bains. 

Los agentes encontraron en el vehículo del procesado cuatro granadas de fusil vacías, sin espoleta ni explosivo, de origen francés y de uso en la II Guerra Mundial; un lanzador de granadas M7 para rifle y de origen americano, utilizado también en la mencionada contienda, al igual que una mira telescópica para fusil lanzagranadas. Los efectos son piezas fundamentales y subconjuntos de granadas de fusil, los cuales están considerados como armamento de guerra.

Dentro del vehículo, el acusado también portaba otras armas y munición, sin disponer de las correspondientes licencias ni guías de pertenencia. Entre dicho material había una carabina, un fusil, cuatro pistolas, cuatro revólveres, una mira telescópica, casi mil cartuchos de diferentes calibres y una funda de pistola con dos cargadores. También llevaba diferentes vainas ya percutidas –habían sido disparadas–.

Parte de la munición era compatible con las armas incautadas y otra parte, no. 

Temas

Comentarios

Lea También