Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgado por violar y retener a su pareja de 15 años en un piso de La Canonja

Según la acusación, el hombre la sujetó, le pegó y le arrancó las extensiones capilares para que mantuviera relaciones sexuales

Diari de Tarragona

Whatsapp
Los hechos habrían ocurrido hace más de cuatro años en un domicilio de La Canonja. Foto: lluís milián

Los hechos habrían ocurrido hace más de cuatro años en un domicilio de La Canonja. Foto: lluís milián

Un hombre acusado de haber violado varias veces a su pareja sentimental –que tenía 15 años cuando supuestamente ocurrieron los hechos– e incluso la retuvo en contra de su voluntad en el domicilio de él se enfrenta a más de 22 años de prisión –15 por un delito continuado de agresión sexual, tres años y once meses por otro continuado de detención ilegal, ocho meses por amenazas, dos por maltrato habitual y ocho más por otro de amenazas–, además de a pagar una indemnización de 3.000 euros. El caso llegará a juicio el próximo mes en la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Tarragona.

Según argumenta el fiscal en su escrito de acusación, el procesado desde el 30 de diciembre de 2012 tenía una relación sentimental con la joven, pernoctando ambos en el domicilio del acusado, en La Canonja. La relación cesó unos nueve meses más tarde.

Durante el tiempo en que estuvieron juntos, el acusado adoptó una posición de superioridad sobre su pareja, a la que en reiteradas ocasiones obligó a mantener relaciones sexuales. Para ello no tuvo reparos en recurrir a la fuerza física para sujetarla en la cama. La pegó, la empujó e incluso le arrancó las extensiones capilares que llevaba.

Encerrada un día en casa
Además, para asegurarse la presencia de la joven en el domicilio, el procesado la dejó encerrada en varias ocasiones, algunas de ellas hasta un día entero, privándole de cualquier posibilidad de comunicarse con el exterior.

Terminada la relación, en noviembre de 2013, la joven se encontraba en la estación de autobuses de Tarragona. El acusado se acercó a ella y le dijo: «Sé que no estás con nadie (...). Como estés con alguien te rajo», a la vez que le exhibía un puñal. En abril de 2014, la chica decidió reiniciar la relación con el acusado. Durante los dos meses que duró la reconciliación, nuevamente el acusado la sometió a continuas agresiones, tanto físicas como psicológicas.

Sobre las 14 horas del 23 de abril de 2015, el acusado, enterado de la nueva relación de su ex, le envió un mensaje: «Esta tarde a las 20:00 le voy a hacer un agujero en el pecho a uno». Más tarde la llamó por teléfono para decirle: «Voy a rajar a tu novio, a toda tu familia y a todo el que se ponga por en medio», concluye el relato del Ministerio Público.

Temas

Comentarios

Lea También