Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgados por robar zapatos en una tienda de Tarragona utilizando a su nieto

La mujer y el pequeño entraron en la tienda mientras el hombre se quedó al volante del vehículo

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los hechos tuvieron lugar en un establecimiento de Les Gavarres. Foto: Pere Ferré/DT

Los hechos tuvieron lugar en un establecimiento de Les Gavarres. Foto: Pere Ferré/DT

Una pareja se enfrenta a cuatro años de prisión y a pagar una multa de 1.080 acusada de haber entrado a robar en un establecimiento de Les Gavarres con su nieto y haber agredido a la dependienta. 

El robo fue cometido sobre las dos de la tarde del 3 de julio del año pasado. La pareja acudió al establecimiento junto con su nieto menor de edad. Decidieron apoderarse de unos pares de zapatos de una tienda sin abonar su importe. Para ello, según la Fiscalía, trazaron un plan según el cual la mujer entraría en la tienda con el menor y distraería a la dependienta para facilitar que el menor abandonara el establecimiento con los zapatos mientras el hombre esperaría en el párking junto a la furgoneta con la que habían acudido.

Y así lo hicieron. La mujer entró con su nieto en la tienda y se aproximó a la encargada. Se colocó de manera que impidiera a ésta ver la salida de la tienda. Y le pidió ayuda para encontrar unos zapatos.

Cuando el nieto de los acusados salió del establecimiento con cuatro pares de zapatos -valorados en 56,96 euros- saltó la alarma. En ese momento, la empleada quiso ir detrás del pequeño, pidiéndole que volviera a entrar en la tienda. Ante ello, la acusada la cogió fuertemente del brazo para evitar que diera alcance al menor y le propinó un golpe en la cara.

La mujer abandonó el establecimiento y se reunió con su nieto y con el acusado, mientras decía "vámonos".

La tienda recuperó los zapatos sustraídos en condiciones aptas para ser puestos de nuevo a la venta.

Como consecuencia de la agresión, la empleada resultó con lesiones consistentes en una contusión en el miembro superior y mejilla derechas. Las lesiones tardaron siete días en curarse. 

Temas

Comentarios

Lea También