Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Juzgados por torturar a un hombre en su vivienda para robarle

Los acusados se enfrentan a penas que oscilan entre los seis años de cárcel y los cinco años y medio

Àngel Juanpere

Whatsapp
Los asaltantes entraron en una vivienda de Torres Jordi. Foto: Google Maps

Los asaltantes entraron en una vivienda de Torres Jordi. Foto: Google Maps

Dos hombres que asaltaron una vivienda del centro de Tarragona y agredieron violentamente a su dueño para robarle serán juzgados el próximo mes de marzo en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Tarragona. Uno de los encausados se enfrenta a seis años de prisión por robo con violencia y el otro, a cinco años y medio –carece de antecedentes penales–. Para ambos se les pide el pago de una multa de 900 euros por un delito leve de lesiones.

Los hechos se remontan a las dos de la tarde del 3 de octubre de 2014. Los dos acusados, ambos de nacionalidad española  –uno tiene 25 años y el otro, 23– accedieron a un domicilio situado en Torres Jordi, al parecer sin utilizar la fuerza.

Cuando llegó el inquilino al domicilio, los acusados, sin mediar palabra, se abalanzaron sobre él y lo agredieron. Uno de los asaltantes le propinó repetidos puñetazos, codazos, rodillazos y patadas en la cabeza. El otro encausado le golpeaba en el pecho con un cuchillo jamonero que había cogido de encima de la mesa del comedor. Seguidamente se apoderaron del móvil propiedad de la víctima.

A continuación, los acusados retuvieron al inquilino en contra de su voluntad, atándole las manos a una silla del comedor con los cordones de unas zapatillas. A continuación, uno de los asaltantes sacó un cuchillo que portaba y, esgrimiéndolo, le exigió la entrega del dinero. Le dijo textualmente al dueño del piso: «Si no tienes ahora el dinero volveré por la noche para matarte», mientras el otro procesado grababa este hecho con el móvil y le jaleaba, diciendo a su compinche: «Métele algún pinchazo ya, pínchalo, pínchalo, o te aseguro que te apuñalo, loco».

Los acusados retuvieron a la víctima durante aproximadamente una hora. Durante este tiempo le propinaron múltiples puñetazos y patadas en diferentes partes del cuerpo, a la vez que le proferían amenazas, llegando uno de los agresores a cogerle la cabeza con las dos manos e impactar su rodilla contra la cara del mismo, a apagarle un cigarrillo encendido en su mano izquierda, golpearle con un objeto de aluminio en el antebrazo, etc.

Temas

Comentarios

Lea También