Más de Tarragona

L’Hospitalet pretende que su eje principal tenga más espacio para los peatones

El Ayuntamiento saca a información pública la reurbanización de un tramo de la Via Augusta, que reducirá el espacio para el tráfico rodado 

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de este julio del tramo de la Via Augusta que se debe transformar. FOTO: aj. vandellòs i l’hospitalet

Imagen de este julio del tramo de la Via Augusta que se debe transformar. FOTO: aj. vandellòs i l’hospitalet

Hasta el 27 de agosto, el proyecto de transformación de un tramo de la Via Augusta de L’Hospitalet de l’Infant estará sometido a información pública. Concretamente el tramo comprendido entre los calles Vandellòs y Masriudoms.
Durante este periodo, se pueden presentar reclamaciones o alegaciones al proyecto, que fue aprobado inicialmente por la Junta de Gobierno Local este mes, con un presupuesto de más de 1,5 millones de euros.

El objetivo del proyecto es transformar este tramo de vía urbana, para dotarlo de mayor espacio para los peatones. Hay que tener en cuenta que esta franja de la Via Augusta constituye un vial céntrico, con mucha actividad comercial, de ocio y restauración. 

Actualmente, la avenida está formada por aceras estrechas y tres calzadas porque en su momento era una parte de la N-340 antes de trasladarla fuera del municipio. Como ya hace muchos años que perdió la función, se considera que ha llegado el momento de convertir esta avenida en una vía urbana moderna. «Con esta actuación pretendemos dar prioridad a los peatones, el uso cívico de esta avenida; y dinamizar el comercio local y la actividad económica en general, favoreciendo la movilidad sostenible», ha afirmado el alcalde, Alfonso Garcia.
Así pues, se quiere mantener el acceso y el paso de vehículos de una manera convencional, pero con dos carriles (en lugar de tres), uno por cada sentido de circulación. También se quiere dotar a la vía de la mayor capacidad de aparcamiento posible, para potenciar su función de núcleo urbano; al tiempo de ensanchar al máximo el espacio para viandantes, para permitir un paseo ancho y, donde sea necesario, terrazas.

El proyecto propone la creación de 88 plazas de aparcamiento en semibatería invertida, lo que supondría un incremento de unas 55 plazas respecto a las 33 que actualmente tiene este tramo de la Via Augusta, con 4 plazas adaptadas a las personas con movilidad reducida.

También plantea la construcción de unas aceras anchas, de 5 a 6 metros, y la definición de una línea de arbolado, de 1,50 metros de ancho, en la que se dispondría el nuevo alumbrado.

Debido a la nueva reordenación  se prevé que será necesario demoler todos los pavimentos en el ámbito de las obras, retirar los puntos de luz existentes; desviar y soterrar la línea eléctrica de baja tensión, que actualmente discurre entre las calles Moreres y París; así como los tendidos de fibra-telefonía preexistentes y la megafonía municipal. También se deberán desmontar y retirar provisionalmente, durante la ejecución de las obras, todas los elementos de señalización y pequeño mobiliario urbano.

Temas

Comentarios

Lea También