La AP-7 gratuita absorbe 7.500 vehículos más cada día entre Tarragona y Valencia

El tráfico cae más de un 40% en la N-340 y los transportistas piden que se levante la restricción de paso
 

ACN

Whatsapp
Varios vehículos transitando la AP-7, ya liberada de peajes, en el Baix Ebre. ACN

Varios vehículos transitando la AP-7, ya liberada de peajes, en el Baix Ebre. ACN

El Ministerio de Transportes ha hecho ya un primer balance de la liberalización del tramo de la AP-7 entre Salou (Tarragona) y Alacant, el 1 de enero. Según los datos a los que ha tenido acceso la ACN, el tramo de la AP-7 entre Tarragona y València ha pasado de una intensidad media diaria de vehículos (IMD) de 17.712 en enero de 2019 hasta los 24.273 en enero de 2020 , un 36% más. Por el contrario, las vías paralelas (A-7 y N-340) han perdido un 40% de tráfico -de 19.611 a 11.738 vehículos diarios. Esto ha llevado a los transportistas a pedir a Trànsit que levante la restricción de paso por esta vía, vigente desde septiembre de 2018, para compensar el colapso que, según dicen, hay en las áreas de servicio de la autopista.

Los datos del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (MITM) constatan que la liberalización de estos 374 kilómetros ha incentivado el uso de la AP-7 -en un 71%, de media- en detrimento de carreteras y autovías paralelas. Donde más se ha notado el cambio es en el tramo entre València y Alacant, donde el tráfico ha crecido un 119%.

Por el contrario, en las vías alternativas el tráfico ha caído una media del 30%, especialmente en vehículos pesados. En el caso concreto de la N-340, en L'Aldea, que es el único punto del tramo catalán donde se han hecho mediciones, el descenso es del 42% -de 10.744 vehículos diarios a 6.277-. A pesar de la restricción de paso vigente, la estadística también constata en este lugar una reducción del 52% de vehículos pesados.

Según el ministerio, desde enero la liberalización ha comportado que circular por la Red de Carreteras del Estado sea un 93% más barato en València y un 14% en el caso de Catalunya. La medida, añade Transportes, ha supuesto un ahorro de 400 millones de euros para los usuarios, de los cuales 100 millones corresponden a los peajes que se han dejado de pagar en Catalunya.

Los transportistas quieren volver a la N-340

Ante el nuevo escenario que se ha abierto con la liberalización, los transportistas ya han pedido al Servei Català de Trànsit que replantee la prohibición de paso por la N-340, según ha avanzado a la ACN el director de la Federación Empresarial de 'Autotransporte de Tarragona (FEAT), Josep Lluís Aymat. La patronal cree que así los profesionales podrán evitar el "colapso" de las áreas de servicio de la autopista y hacer los descansos reglamentarios y las pausas para comer en los lugares que ya frecuentaban antes de la restricción.

Aymat ha vaticinado que si las áreas de servicio ya estaban saturadas con el incremento de camiones, "estos problemas sólo pueden crecer" con el paso de más turismos por la vía de alta capacidad. El representante del sector del transporte ha recordado que los conductores están obligados por ley a detenerse y que la insuficiencia de aparcamiento en las áreas de la autopista hace que, a menudo, tengan que dejar los trailers en aceras, arcenes o lugares no habilidades que pueden conllevar "problemas de seguridad".

Este problema de capacidad, ha insistido Aymat, se debe al hecho de liberar una vía pensada como autopista de pago. En este sentido, colectivos de transportistas y de usuarios han advertido reiteradamente del riesgo de saturación futura de la vía, que sólo dispone de dos carriles por sentido en el tramo gratuito. En paralelo, recientemente el movimiento vecinal transversal Basta! AP-7 Gratuita Ya! ha reactivado la demanda para que se construya un enlace de la autopista en el Montsià, la única comarca que no dispone.
 

Temas

Comentarios

Lea También