Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La AP-7 gratuita de Salou a Alicante asumirá desde hoy 13.000 vehículos más al día

La autopista, gratis desde esta noche a las 22 horas, afronta el reto de absorber 56.000 conductores diarios. Fomento dice que la infraestructura es suficiente. Transportistas y usuarios piden un tercer carril

Raúl Cosano

Whatsapp
El nuevo peaje troncal de la AP-7 entre Vila-seca y Salou. Foto: ACN

El nuevo peaje troncal de la AP-7 entre Vila-seca y Salou. Foto: ACN

Àngel viaja cada dos semanas de Tarragona a Alicante. «Voy cambiando entre la autopista y la autovía, pero la gratuidad es una gran noticia, me va a suponer un gran ahorro», reconoce mientras hace números. El trayecto entre ambas ciudades le cuesta alrededor de entre 35 y 40 euros en peajes. Sumando la ida y la vuelta, el desplazamiento le sale a unos 80 euros, que se doblan hasta 160 en el total de cada mes. «Va a ser un desahogo económico importante. El efecto será positivo para los conductores», cuenta Àngel, que asume, eso sí, un incremento del tráfico. 

«De Valencia a Alicante hay muchas localidades turísticas, cercanas por ejemplo a Gandía. Muchos conductores iban por carretera y seguro que ahora circularán por autopista», explica. Su duda es también la de los transportistas y otros usuarios: ¿está preparado ese tramo de la AP-7, desde Salou a Alicante, que levanta las barreras del peaje esta noche a las 22 horas, para asumir el incremento? 

Más afluencia en verano
El Gobierno sostiene que sí. El ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, ha dicho que espera un aumento del 30% y que es absorbible. Los 225,32 kilómetros de Tarragona a Alicante asumen un tráfico medio de 22.707 vehículos al día, según los datos oficiales de Fomento de 2019. Ese 30% acarrea 6.800 conductores más cada día, hasta un total que bordea los 30.000. La cifra se podría disparar aún más en la época estival, cuando actualmente se supera la cuota de los 36.000 usuarios, sin contar con el factor de la gratuidad. 

Parecidas cifras muestra el trayecto desde Valencia a Alicante, la otra parte del trazado que esta Nochevieja dejará de cobrarse. Son 148,5 kilómetros, que contabilizan 20.124 tránsitos por jornada. Por lo tanto, en ese tramo el incremento diario será de 6.000, hasta un total de 26.000. En global, y según cifras estimadas, todo ese trayecto que discurre paralelo al Mediterráneo deberá asumir 56.000 conductores, unos 13.000 llegados ahora por el reclamo de levantar las barreras. Estas vías figuran ya entre las más transitadas de España. Como consecuencia de la conclusión del contrato de concesión de su explotación que actualmente tiene Abertis y que ahora vuelve al Estado, serán gratis a partir de esta noche. El nuevo peaje troncal en la AP-7, en Vila-seca y Salou, marcará el inicio del tramo de pago, construido y ultimado por Abertis. 

Algunos de los beneficiados serán los transportistas. «Es algo esperado desde hace muchos años, que se tendría que haber llevado a cabo antes», explica Josep Lluís Aymat, director de la Federació d’Autotransport de Tarragona (Feat). Aymat, como portavoz del sector en la provincia, aplaude la iniciativa, aunque recela de que la actual infraestructura pueda asumir el más que previsible crecimiento de los conductores: «Dado que este calendario de liberalización era conocido, habría estado bien acometer obras, diseñar este cambio de usos que no será de peaje y que comportará una utilización suplementaria. Se tendría que haber hecho una intervención para asegurar que no haya problemas de fluidez». 

Beneficio empresarial
Aymat sostiene que «las áreas de descanso no están dimensionadas convenientemente» y se mantiene a la expectativa: «Tenemos la duda razonable. No sabemos cómo irá la demanda de movilidad, pero estamos hablando de que el tráfico de Barcelona a Valencia se acerca casi a los 100.000 vehículos diarios, y un porcentaje importante son camiones. Es el eje más transitado de todo el Estado». 

Aymat, desde la Feat, también reclama que «el cambio lleve aparejada la desaparición de las restricciones para los camiones en la N-340» y reclama un carril más, aunque confiesa que las empresas del transporte se beneficiarán económicamente de no tener que pagar peaje a partir de ahora. 

El sector del transporte y usuarios aplauden la medida pero creen que debió implantarse hace mucho tiempo

La Federación Nacional de Asociaciones de Transporte de España (Fenadismer) también ha festejado la eliminación de los peajes que se hace efectiva esta noche, en la medida en que redistribuirá mejor el tráfico privado y de los profesionales. En un comunicado, sostiene que aportará «indudables ventajas» como la descongestión de la red viaria nacional. La entidad cree que a partir de ahora la elección de la vía se basará en criterios no exclusivamente económicos, sino en función de la distancia o el destino. 

Desde el ámbito vecinal también hay una mezcla entre satisfacción y reivindicación sostenida. «Nuestra lucha ha sido esta, lograr una vía más segura, que tendríamos que haber recuperado hace 20 años pero que por intereses económicos no se hizo», denuncia Llorenç Navarro, portavoz de la plataforma transversal ‘Prou! AP-7 Gratuïta Ja!’. Navarro lamenta que en este tiempo «el 80% de las muertes en la N-340 han sido por choques frontales, inevitables en una vía de un solo carril». La plataforma pide ahora un tercer carril, «como hay en la AP-7 hasta Barcelona», «acondicionar las áreas de descanso al incremento de tráfico y salidas a las poblaciones», algo que, a juicio de Navarro, «es un trabajo que no se ha hecho». 

La entidad rechaza ahora «ni euroviñetas ni peajes ni tarifas planas» para pagar: «Creemos que todo lo que no salga de nuestros impuestos será volver a lo mismo». Para Navarro, «lo fundamental es que se reduzca la siniestralidad»: «Hay que hacer las vías más segura. Si por lo menos reducimos una víctima, ya habrá valido la pena». 

El precedente halagüeño es la liberalización, hace algo más de un año, de la autopista AP-1 entre Burgos y Armiñón, que ha generado una bajada de la siniestralidad. Esta noche también pasará a ser gratuita la AP-4 de Sevilla a Cádiz, que cuenta con 93,8 kilómetros por los que circulan una media diaria de 24.477 conductores.  

Temas

Comentarios

Lea También