Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La App tarraconense que opta a un premio de innovación

Desarrollada por alumnos del Institut Campclar, la aplicación mide la huella que deja el CO2

 

Norian Muñoz

Whatsapp
Enrique Rodríguez, Eric Fructuoso, Estiven Flores, Biel Gallego y su profesora, Maria Soler, con la App que han desarrollado. FOTO: Pere Ferré

Enrique Rodríguez, Eric Fructuoso, Estiven Flores, Biel Gallego y su profesora, Maria Soler, con la App que han desarrollado. FOTO: Pere Ferré

Pizarras digitales, ordenadores, proyectores, impresoras... Aunque con sus diferencias, las aulas de escuelas e institutos cuentan cada vez con más elementos teconológicos. Hasta aquí todo son ventajas, pero lo cierto es que, aunque se tiene menos en cuenta, estos dispositivos también generan una huella ecológica.  

Justo con la intención de saber cuánto contaminaban, un grupo de alumnos del Ciclo de Grado Medio de Formación Profesional de Informática del Institut Camp Clar se dedicó a a medir cuál era la huella de CO2 (dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero) de su propio departamento, el de informática, conformado por tres aulas.

Al final el resultado de las mediciones fue que, durante un año, el departamento había emitido 10 toneladas de CO2 al medio ambiente. Para neutralizar dichas emisiones, explican los alumnos, habrían tenido que plantar «el equivalente a 50 árboles».

Pero como no estaban dispuestos a dejarlo en una simple medición, decidieron buscar ayuda y contaron con la colaboración de la empresa Climaloop, que les ayudó a ver cómo reducir su consumo y se encargó, además, de comprar bonos de emisiones de la ONU por ellos. De manera simbólica también plantaron un pino en el patio del instituto.

Fue entonces cuando decidieron ir un poco más allá, como explican Estiven Florez, Enrique Rodríguez, Eric Fructuoso y Biel Gallego, con su profesora Maria Soler al frente. La idea fue entonces desarrollar una aplicación para facilitar la medición y que, además, pudiera ser utilizada en cualquier escuela o instituto.

Una App para compartir

Durante unas cuantas tardes, después de clase, comenzaron a aprender la herramienta con la que desarrollar la aplicación, en este caso App Inventor. 

Luego vino el trabajo de desarrollar la herramienta en sí. La misma ya se puede descargar gratuitamente a través de la página web que han elaborado para presentar el proyecto (https://huellaco2tic.wordpress).

A través de la aplicación cada clase de cualquier centro puede rellenar los datos de cada uno de los dispositivos TIC que tienen en uso: ordenadores, tablets, proyectores... Y hacer un cálculo de su huella ecológica al cabo de un año. La aplicación calcula, además, cuántos árboles deberían de plantar para compensar sus emisiones al medio ambiente.

Los chicos aseguran que desarrollar la aplicación, aunque les llevó tiempo, no fue precisamente complicado. Eso sí, el resto de compañeros del centro, incluso los que están un curso superior, se han interesado mucho por el hecho de que pudieran desarrollar una aplicación para móviles que además podría ser usada por otros centros educativos.

Basta con ver el entusiasmo con que hablan los chicos para saber que el proyecto no sólo les entusiasma, sino que le han sacado provecho. Por una parte son más conscientes del impacto ecológico que tienen los aparatos que utilizan con frecuencia y, por otro, han descubierto el mundo de la programación.

Todos aseguran que quieren seguir estudiando un ciclo superior también relacionado con la informática.
Y, por si fuera poco, el proyecto es uno de los 15 finalistas que participan en el concurso de Ecoinnovación Educativa de Endesa, al cual se han presentado 194 centros de toda España este año.

El objetivo del certamen, cuyos resultados se sabrán en pocos días, «es destacar el protagonismo de los jóvenes en el fomento de la cultura ecológica y despertar el interés social por el entorno a través de actitudes emprendedoras»... Misión cumplida.

Temas

Comentarios

Lea También