Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Budellera tendrá 1.500 pisos menos de lo previsto

El futuro barrio contará con 4.200 viviendas y no las 5.700 que anunció hace meses el Ayuntamiento

Octavi Saumell

Whatsapp
Imagen de la zona en la que se construirá el futuro barrio, que enlazará la Vall de l´Arrabassada con Boscos de Tarragona. Foto: pere ferré

Imagen de la zona en la que se construirá el futuro barrio, que enlazará la Vall de l´Arrabassada con Boscos de Tarragona. Foto: pere ferré

La Junta de Compensació Provisional de la Budellera –formada por 172 propietarios– aseguró ayer que el futuro plan parcial que enlazará la Vall de l’Arrabassada con Boscos de Tarragona «contará un máximo de 4.200 viviendas» y no con las 5.700 que había anunciado inicialmente el Ayuntamiento de Tarragona. Así lo afirmaron ayer fuentes de los titulares de los terrenos, que de esta forma rebajan en un 27% la cantidad de pisos previstos en el futuro barrio de Llevant.

La construcción de esta nueva urbanización, que será el entorno de mayor crecimiento de la ciudad, según se indica en el Pla d’Ordenació Urbanística Municipal (POUM) aprobado en agosto de 2013, ha generado una gran polémica entre los vecinos de la zona más cercana al litoral y el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Tarragona.

De hecho, los residentes de Llevant han presentado alegaciones contra el plan parcial que fue aprobado el pasado 22 de septiembre. Asimismo, para este domingo se ha convocado una marcha reivindicativa, que pretende mostrar públicamente el rechazo que la futura construcción ha generado entre los vecinos de la zona de Llevant, así como por parte del pleno municipal del Consistorio, especialmente por parte de ERC, CUP e ICV.

De hecho, en el próximo pleno municipal los cupaires presentarán una moción solicitando que se paralice la tramitación urbanística del plan parcial, que actualmente se encuentra en fase de estudio de las alegaciones presentadas.

Pisos de 90 metros útiles

La intención de los promotores es que las viviendas tengan 120 metros construidos y 90 útiles, por lo que con estas condiciones, el resultado de viviendas construidas es, como máximo, de 4.200.

La junta de compensación, presidida por el histórico constructor de Tarragona José Luis García, también sostiene que el nuevo barrio, según las tendencias actuales de población de 2,5 personas por hogar, aportará poco más de 10.000 vecinos en quince años en la ciudad.

Se da el caso de que uno de los arquitectos del plan, también interlocutor con el Ayuntamiento de Tarragona, es Pepe Milá, hijo del actual concejal de Urbanismo y arquitecto jubilado José María Milán (PSC), que se abstiene en este expediente.

Temas

  • TARRAGONA

Lea También