Más de Tarragona

Tarragona Política

La CUP exige que Junts se sume al acuerdo que firme con ERC en Tarragona

Las cupaires debaten el miércoles cómo actualizar las 59 propuestas negociadas en 2019 con Esquerra y Comuns. El POUM, la Covid y la fiscalización de la acción de gobierno, puntos clave

Octavi Saumell

Whatsapp
Nadal (Junts), Aguilar (ECP) y Eva Miguel (CUP), en una imagen reciente. FOTO: PERE FERRÉ

Nadal (Junts), Aguilar (ECP) y Eva Miguel (CUP), en una imagen reciente. FOTO: PERE FERRÉ

La CUP exige garantías a Junts y ERC para incorporarse al gobierno municipal de la Plaça de la Font. Según ha podido saber el Diari, la formación de Eva Miguel e Inés Solé puso sobre la mesa el pasado jueves a Esquerra la condición sine qua non de que, en caso de cerrar un acuerdo bilateral entre el actual ejecutivo y la formación anticapitalista, este también sea firmado por Junts per Tarragona, una formación que –en una primera negociación de hace semanas– ya consolidó un «sí» con Pau Ricomà. Esta circunstancia, avalada por la asamblea de militantes de ERC el pasado lunes, ha abierto una crisis pública en el gabinete local entre la formación republicana y En Comú Podem por el veto de los segundos a la entrada de los tres concejales de Dídac Nadal para gestionar las áreas de Comerç, Serveis Socials, Contractació y Parcs i Jardins.

«No queremos que esto sea un reino de taifas con bloques estancos, sino que el objetivo debe ser que haya una hoja de ruta compartida y un programa claro para los dos años que quedan de mandato», afirman las fuentes cupaires consultadas, las cuales reiteran que en la primera toma de contacto del jueves «se habló de las líneas políticas y no de sillas, como ha negociado Junts con Esquerra».

La segunda reunión, el jueves

La próxima reunión entre el gobierno municipal –anteayer representado solo por ERC, sin los Comuns– y la CUP está prevista para este próximo jueves. Antes, el miércoles, las cupaires debatirán en asamblea la «actualización» de la propuesta de 59 puntos que las antiliberales y el ejecutivo de Esquerra y En Comú Podem ya analizaron en junio de 2019, cuando se habló sobre la posible entrada de Laia Estrada y Eva Miguel al equipo de gobierno, justo al inicio del mandato municipal. Pese a que este documento no llegó en ese momento a buen puerto, la representación de ERC la puso el jueves sobre la mesa como un punto de partida que, hace 22 meses, ya fue negociado entre Esquerra, Comuns y CUP. Sobre ello, las dos representantes de la CUP comunicaron a Esquerra la necesidad de «adaptar» el texto «a la situación actual», ya que desde la redacción de junio de 2019 «se ha anulado un POUM y se ha pasado una pandemia».

En el texto de hace dos años, la CUP puso sobre la mesa, en materia urbanística, anular «los planes especulativos de la Budellera, Ten Brinke o Mas d’en Sorder», así como «dotar de utilidad sociocultural edificios como el del Banco de España, Ca l’Ardiaca o la antigua Facultat de Lletres de la Plaça Imperial Tarraco». Sobre este punto, pues, deberá negociarse con Junts, ya que los de Nadal se han posicionado en contra de la postura del gobierno local sobre el crecimiento de la ciudad.

Jaume I e internar servicios

En 2019, también se debatió sobre la posibilidad de potenciar las consultas ciudadanas «en las grandes decisiones de ciudad», o el hecho de destinar «la totalidad de las inversiones mediante los presupuestos participativos», que en el presupuesto de 2021 tan solo cuentan con una partida de 500.000 euros. En el documento también se apostaba por «llevar a cabo el estudio para analizar la calidad del aire, así como proteger y preservar la totalidad de la Anella Verda». También se analizó la posible remunicipalización de algunos servicios públicos, como la basura, el agua o la funeraria.

Hace dos años, se puso sobre la mesa que el Consistorio se presentara como acusación particular en el caso Jaume I, así como que el Ayuntamiento «se persone como acusación popular por las cargas del 1-O». Ahora, la CUP pide que esto se amplíe «a las cargas por las movilizaciones tras la sentencia» contra los políticos presos, hecha pública en octubre de 2019. Asimismo, otro de los puntos que las cupaires quieren acordar con el resto de socios es el hecho de establecer «mecanismos de fiscalización y de evaluación» de la acción del gobierno municipal, de forma que pueda concretarse el grado de cumplimiento del posible acuerdo, que desde la CUP se espera que comporte unas negociaciones «rápidas» para «evitar el desgaste de hace dos años».

Contacto ERC-Comuns

Por otra parte, ayer se llevó a cabo la primera Junta de Govern Local tras la explosión de la crisis de gobierno por el acuerdo alcanzado con Junts, que Esquerra reivindica que se ha negociado conjuntamente con los Comuns, un hecho que niega la portavoz de En Comú Podem, Carla Aguilar. Precisamente, la reunión de ayer del gabinete municipal contó con la ausencia de la primera teniente de alcalde –estaba justificada–, mientras que el otro edil, Hermán Pinedo, sí que participó. Fue el primer contacto formal de esta semana entre los dos socios.

Fuentes de los Comuns lamentaron ayer haber tenido conocimiento «por la prensa» de la reunión entre Esquerra y la CUP, y reiteran que tampoco sabían de la existencia de que su formación hubiera avalado la ampliación del gobierno con los de Dídac Nadal. «Sabíamos que había conversaciones, pero en ningún momento se nos dijo que había un pacto con carteras acordado», afirman las fuentes consultadas, que recalcan que la coalición de izquierdas espera ahora que Esquerra «mueva ficha» para decidir «entre nosotros o Junts», ya que su veto a los de Nadal es «inamovible».

Por su parte, Podem Tarragona reúne a su Consejo de Círculos pasado mañana lunes para analizar la situación. «Lo principal ahora es ver qué hace ERC ante nuestra clara posición de no estar con Junts en el mismo equipo de gobierno», afirman fuentes de Podem, que añaden que «son demasiadas las diferencias que tenemos con Junts. Empezando por el modelo de ciudad y continuando con temas políticos e ideológicos en general».

Temas

Comentarios

Lea También