Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La CUP y su camiseta con el lema "fora la mafia" con la silueta de Ballesteros

El salón de plenos de Tarragona y el hall se convierte en un hervidero de público muy identificado con ERC y los partidos independentistas. El amarillo y las esteladas predominan. Ha habido silbidos contra Ballesteros en su juramento. 

Carla Pomerol-Jordi Cabré-Octavi Saumell

Whatsapp
La camiseta polémica de la CUP. FOTO: Pere Ferré

La camiseta polémica de la CUP. FOTO: Pere Ferré

Minutos antes del mediodía, el Ayuntamiento de Tarragona se ha convertido en el foco mediático de la ciudad. A las 12 hora sha empezado el pleno de constitución del Ayuntamiento, donde el republicano Pau Ricomà se convertirá en alcalde de la ciudad tras 12 años de gobierno socialista encabezado por Josep Fèlix Ballesteros.

FOTO: Carla Pomerol

Ante tal expectación, el hall se ha convertido en una sala de prensa o de videomarcadores (como prefieran) con dos pantallas y sillas para seguir al detalle el pleno.

Pau Ricomà y Josep Fèlix Ballesteros. FOTO: Octavi Saumell

El color de las camisetas, amarillas, deja claro el predominio de seguidores o militantes de ERC y de las formaciones independentistas que exigen desde hace una eternidad la liberación de los políticos presos tras el Procés y el referéndum el 1-O.

Además, no faltan esteladas en un Ayuntamiento que hasta la fecha se ha mantenido al margen y alejado de los postulados independentistas.

Los dos concejales de la CUP llevan camiseta rosa y las palabras "fora la mafia" y una silueta del ya exalcalde Ballesteros en un claro mensaje subliminal a todos los casos de presunta culpabilidad del gobierno saliente en aquellas causas judiciales abiertas (Inipro, por ejemplo).

En el juramento de los concejales de ERC, desde Pau Ricomà hasta el último de los siete representados, han prometido el cargo y han manifestado su compromiso para trabajar "por el retorno de los políticos exiliados, la libertad de los presos y la construcción de la República".

En el salón de plenos, los familiares de los concejales entrantes y salientes llenan la sala, donde el calor de un 15 de junio empieza a imperar en un espacio sin aire acondicionado.

Una vez empezada la sesión y con el secretario Joan Antoni Font h empezado la constitución del Ayuntamiento, con el juramento de los concejales.

Con Ballesteros ha habido pitos (para no desentonar en cualquier acto público con la presencia dle alcande en los últimos años), con los concejales de ERC se ha clamado por la libertad de los "presos políticos".

Mientras, en la puerta del Ayuntamiento, una charanga del Ebre, contratada por la Assemblea Nacional de Catalunya (ANC) y ataviados con camisetas amarillas empiezan a calentar los instrumentos para su particular fiesta una vez Ricomà tome posesión del cargo. No podía faltar el Amparito Roca para la hora del vermut.

 

Temas

Comentarios

Lea También