Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Sociedad

La Casa de Acogida de Creu Roja, 25 años ayudando a personas con VIH

Es el único recurso asistencial que la entidad social tiene en Catalunya

Sílvia Fornós

Whatsapp
Elena Manrique, Araceli Otón y Francisco Gómez. FOTO: FABIÁN ACIDRES

Elena Manrique, Araceli Otón y Francisco Gómez. FOTO: FABIÁN ACIDRES

«Necesitaba un sitio donde poder estar y suplir todas las necesidades que tenía como una casa, estar con otras personas y seguir adelante con el tratamiento y mi vida». Francisco Gómez describe con estas palabras su llegada, hace un mes y medio, a la Casa de Acogida de Creu Roja Tarragona para personas afectadas por el VIH o el Sida. Se trata del único recurso asistencial que la entidad tiene en Catalunya y que este año conmemora un cuarto de siglo.

«Para mí, lo más importante es poder seguir el tratamiento y las personas de la Casa de Acogida y Creu Roja me han ayudado mucho», asegura. Francisco Gómez hace casi tres décadas que fue diagnosticado. En este tiempo, confiesa que «he pasado por momentos en que he seguido a rajatabla el tratamiento y otros que no, por esta razón necesitaba estabilidad porque hoy en día una persona con VIH puede vivir toda la vida».

Por su parte, Elena Manrique es voluntaria de la Casa de Acogida y dedica su tiempo a «desde ir a la playa para dar un paseo con los usuarios o hasta tomar un café, pasando por acudir a una exposición o hablar un rato». Durante este tiempo, la Casa de Acogida ha evolucionado mucho, así como ha avanzado el diagnóstico y tratamiento de personas con VIH.

Al principio, explica Araceli Otón, responsable de los Programas de Drogodependencias y VIH/Sida de Creu Roja Tarragona, «se hacía una labor más asistencial porque las personas acudían con un estado de salud muy deteriorado. Con todos los avances y la existencia de un tratamiento más eficaz, con menos efectos secundarios, ha mejorado la calidad de vida de las personas que viven con VIH y de esta manera podemos trabajar otros aspectos». De hecho, a día de hoy se cubren, desde la Casa de Acogida de Creu Roja en Tarragona, necesidades como la integración social, laboral y familiar para que los usuarios recuperen las riendas de su vida.

Este recurso residencial cuenta con la financiación del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat de Catalunya y forma parte de la Comissió de VIH/Sida i Exclusió Social en la que se encuentran diez recursos más, de este tipo, gestionados por otras entidades.

Para conmemorar los 25 años de la Casa de Acogida el viernes se celebró un acto al que asistieron el presidente provincial de Creu Roja, Ramon Grau; el presidente autonómico de Creu Roja Catalunya, Josep Quitet; y la directora de los Serveis Territorials de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat en Tarragona, Marta Cassany, entro otros representantes institucionales.

En este tiempo, 209 personas se han beneficiado de la ayuda de la Casa de Acogida, un recurso al que han accedido por un tiempo flexible en función de sus necesidades personales y de las áreas a trabajar.

«Una vez alcanzados los aspectos que necesitan ya se pueden reinsertar o vivir de manera autónoma. Y para ello, la Creu Roja también cuenta con el Servei d’Acompanyament a la Vida Autònoma (SAVA) para que los usuarios puedan tener un refuerzo y seguimiento y mantener al máximo esta autonomía con el apoyo de Creu Roja», concluye Araceli Otón.

Temas

Comentarios

Lea También