Más de Tarragona

La Conca de Barberà, el Priorat y la Terra Alta, en situación crítica de despoblamiento

Varios municipios tarraconenses han sufrida una pérdida de población muy notable en los últimos años. 163 localidades catalanas tienen menos de 500 habitantes.

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de una calle de Falset, en el Priorat. FOTO: ALBA MARINÉ

Imagen de una calle de Falset, en el Priorat. FOTO: ALBA MARINÉ

Un estudio elaborado por geógrafos de la Universitat de Lleida (UdL), que forma parte del proyecto Smart BCN Rural, constata que 200 municipios de Catalunya se encuentran en una “situación crítica” de despoblamiento. 

Según ha informado la UdL este lunes, el riesgo de pérdida más grande se localiza actualmente en las comarcas del Pirineo y el Prepirineo, especialmente en las comarcas del Pallars Sobirà y Jussà, el Solsonès, el Alt Urgell, la Noguera y el Berguedà. 

Paralelamente, entre Lleida y el Camp de Tarragona, los municipios más afectados se encuentran en las Garrigues, la Conca de Barberà y el Priorat.  Por su parte, en Terres de l'Ebre, la Terra Alta y Ribera d'Ebre son otros puntos “críticos”. 

El estudio también destaca que, de los cinco municipios con un riesgo más elevado, Cava, Bellpart, Salvallà del Comtat, Riu de Cerdanya y Josa y Tuixén, tres de ellos pertenecen en las comarcas leridanas. 

Del estudio también se desprende que entre las 200 localidades con “peor dinámica” de Catalunya, 163 tienen menos de 500 habitantes, 32 entre 500 y 1.000, y 4 entre 1.000 y 2.000. 

En este sentido, destacan que la mayoría son poblaciones pequeñas con una estructura envejecida de la población y “escasa” y “poco diversificada” actividad económica, a menudo con un nulo desarrollo industrial y un nivel de servicios “claramente insuficiente”. 

Uno de los geógrafos de la UdL implicado en el estudio, Ignasi Aldomà, explica que “hay claramente dos Catalunyas: la urbana y la rural, y mientras la urbana siga creciendo, la rural continua en regresión”.  “El país no se equilibra, se hace cada vez más desequilibrado”, lamenta. 

Por eso, los autores del estudio consideran que es necesario pasar a la acción con medidas contundentes para evitar el despoblamiento de la Catalunya rural. 

También concluyen que la renovación generacional viene, sobre todo, de inmigración joven de origen extranjero que “se comporta en función de las necesidades del mercado de trabajo e informaciones de reclamo”. 

Finalmente, el estudio, titulado “Nuevos índices de relevo generacional al mundo rural”, subraya la dependencia y evolución del proceso de terciarización de la economía catalana que el 2019 ya contaba con más del 78% de los puestos de trabajo situados en este sector y su límite en determinadas zonas de montaña. 

Además, dibuja una estrecha relación del sector servicios y la ocupación femenina en el ámbito comarcal. La economía catalana que el 2019 ya contaba con más del 78% de los puestos de trabajo situados en este sector y su límite en determinadas zonas de montaña.  Además, dibuja una estrecha relación del sector servicios y la ocupación femenina en el ámbito comarcal.

Temas

Comentarios

Lea También