Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Cooperativa Agrícola prioriza los reintegros a los pensionistas

Gran parte de los afectados están preocupados por sus ahorros, aunque creen que el problema se solucionará

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
Un cliente sale de la Cooperativa Agrícola, frecuentada el viernes por la mañana. FOTO: LLU�S MILI�N

Un cliente sale de la Cooperativa Agrícola, frecuentada el viernes por la mañana. FOTO: LLU�S MILI�N

La Cooperativa Agrícola de La Canonja ha dado prioridad a los reintegros de los pensionistas por encima de aquellos afectados que tienen sus ahorros en un depósito fijo. Así lo aseguraban los clientes que ayer por la mañana se acercaron a la entidad para intentar retirar su dinero. Todos los clientes con los que pudo hablar el Diari accedieron sin problemas a expresar su testimonio, pero muy pocos quisieron revelar su identidad.

Gran parte de los afectados está preocupado por sus ahorros, sobre todo aquellos a los que no se les permitió sacar la cantidad deseada. La entidad puso el tope en aproximadamente los quinientos euros para evitar problemas mayores y aumentar su descapitalización.

Aunque la preocupación es generalizada, también es mayoría la que piensa que el problema se solucionará. Si será tarde o temprano lo desconocen, pero la entidad comunicó ayer a algunos clientes posibles soluciones para retirar todo el dinero que tienen en las cuentas. Eso sí, según contaban, se realizará de forma escalonada.

«Me han dicho que me podrán dar la mitad la próxima semana. La otra me la irán ingresando durante el año que viene», expresaba una vecina del pueblo afectada. La misma aseguraba que «nunca más volveré a depositar dinero en la Cooperativa» y confesaba que está arrepentida de haber confiado en una entidad que «en un principio transmitía confianza». «Me dijeron que estaban avalados por el Banco de España y no me lo pensé dos veces», revelaba, aunque ahora «estoy preocupada porque tengo ahí todos mis ahorros».

Uno de los pensionistas que pudo retirar parte de su nómina es Francisco. «He sacado 350 euros y no me han puesto ningún problema», contaba. Además, aseguraba estar tranquilo. «Me enteré ayer de lo que pasaba, pero creo que se solucionará», recalcaba.

Otra clienta afectada es Josepa, mujer que trabajó durante 44 años en la Cooperativa. «Me provoca tristeza lo que está pasando. Le tengo mucho cariño a la Cooperativa», expresaba. Aseguraba estar preocupada, porque «aunque no soy rica, tengo algún dinero guardado allí». Le tranquilizaba saber que los pensionistas tienen prioridad, pero aún así no ocultaba su miedo.

Un vecino de la localidad, pensionista y vinculado a la Cooperativa durante toda la vida, declaraba no sentirse extremadamente preocupado. «Tengo allí una pequeña parte de mis ahorros», contaba. El mismo confesaba que «hace algún tiempo que empecé a darme cuenta de que las cosas no iban bien». Achacaba el problema a la cantidad de gente que trabaja en las oficinas. «No puede ser que una entidad como La Caixa tenga a tres personas trabajando y que aquí, siendo una cooperativa de pueblo, haya cuatro o cinco». Sin embargo, confiaba en que «la mala gestión no sea muy grave. Tenemos el precedente de la Cooperativa de Cambrils, pero creo que pronto se solucionará».

Es evidente que la preocupación es mayor cuanto más dinero se tenga ingresado en la Cooperativa Agrícola. «Tengo mis ahorros en un depósito fijo y estoy muy preocupado. He intentado retirar el dinero y están las cuentas congeladas. Tengo miedo. Espero que se solucione pronto», expresaba un vecino.


Interés elevado, un reclamo
Una de las personas que ofreció su testimonio al Diari aseguraba que «deposité mis ahorros en la Cooperativa porque me ofrecían un interés cercano al dos por ciento». La afectada argumentaba que «somos gente trabajadora y pobre que intenta siempre buscar el lugar donde más dinero nos dan».

El dos por ciento es una cifra que no da ningún banco convencional, algo que según otro afectado no debe ser normal. «Han querido estirar más el brazo que la manga, y al final pasa lo que pasa», expresaba. También en un bar cercano a la entidad aseguraban que «no es normal las cifras que daban. Son desorbitadas en el tiempo que vivimos».

Las próximas semanas serán clave para conocer el futuro de la Cooperativa y del dinero de los clientes.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También