Más de Tarragona

La DO Tarragona ultima la creación de una ruta para potenciar sus vinos y el enoturismo

Participarán diecinueve bodegas de las cuatro comarcas y se presentará en julio

ACN

Whatsapp
Una actividad de enoturismo en unas viñas de la DO Tarragona. Foto: ACN

Una actividad de enoturismo en unas viñas de la DO Tarragona. Foto: ACN

El Consell Regulador de la Denominació d'Origen Tarragona está perfilando la creación de una ruta del vino propia para potenciar sus productos y el enoturismo. En el proyecto trabajan desde hace más de un año y los impulsores esperan poder presentar en julio. De entrada se han adherido diecinueve bodegas de las cuatro comarcas que forman DO -Alt Camp, Baix Camp, Ribera d'Ebre y Tarragonès- y confían en que en el futuro se añadan más. La Ruta del Vi de la DO Tarragona agrupará las propuestas enoturísticas que ya ofrecen los productores y también se crearán eventos y actividades nuevas, que buscarán tejer alianzas con instituciones y otras iniciativas similares.

"El enoturismo es una de las oportunidades que tenemos las bodegas para darnos a conocer. Somos espacios abiertos, con naturaleza y cerca de las viñas", remarca Vicenç Ferré, presidente de la DO Tarragona. La voluntad es ligar esta oferta con otras modalidades turísticas que ya hay en la Costa Dorada y que sirva también como promoción del territorio. "Se trata de hacer fuerza con los agentes turísticos de nuestras tierras, como agencias, touroperadores, puntos de turismo, casas rurales u hoteles", ejemplifica Ferré.

El presidente de la DO destaca que hoy en día muchas bodegas ya ofrecen individualmente experiencias enoturísticas que vinculan el mundo del vino con el deporte, la cultura, la aventura o la historia. Desde hacer marcha nórdica entre viñedos hasta un descenso en kayak por el Ebro pasando por preparar sushi con hojas de vid o hacer desayunos de vendimiador. Esto ha hecho que los productores hayan visto como sus visitantes a la vez se acaban convirtiendo también en compradores de los vinos y en prescriptores. Para aprovechar este potencial, Ferré confía que con la puesta en marcha de la ruta se añadan más miembros. "Somos 30 bodegas, es un proyecto a muy largo plazo. Algunos quizás todavía no están preparados o están en fase de desarrollo del enoturismo", indica.

La propuesta ya hace más de un año que se trabaja, si bien con la Covid-19 el proceso se ha acelerado. La pandemia les ha permitido tener más tiempo para reflexionar, investigar y asesorarse sobre qué camino seguir. El diseño del proyecto lo está haciendo la compañía Tourislab, que ya ha presentado una primera propuesta a los miembros de la DO. Falta acabar de pulir y generar un logotipo, definir una marca y concretar un eslogan. También trabaja la empresa Produccions Saurines, que elaborará material fotográfico y videográfico que acompañará el lanzamiento de la ruta.

Con todo, considera que la Ruta del Vi de la DO Tarragona es una "oportunidad para hacer más fuerza a la hora de comunicar", también con las instituciones de la zona, como los diferentes consejos comarcales o la Diputació de Tarragona. Ferré también apuesta por hacer una alianza con rutas del vino catalanas. "Cuanto más fuertes seamos a nivel de Catalunya, más credibilidad tendremos de cara al exterior y la gente tendrá más confianza con los vinos catalanes", finaliza.

Temas

Comentarios

Lea También