Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Diputació prepara dos proyectos para poner fin a al ruido en la TAP

El ente sale al paso después de que la sentencia haya condenado el recinto a no celebrar fiesta ni conciertos durante la noche

REDACCIÓN

Whatsapp
La Tarraco Arena Plaça durante un concierto nocturno este año. FOTO: PERE FERRÉ

La Tarraco Arena Plaça durante un concierto nocturno este año. FOTO: PERE FERRÉ

La Diputació de Tarragona se pronuncia después de que una sentencia haya condenado al recinto de la Tarraco Arena Plaça (TAP) a no celebrar conciertos ni actuaciones musicales durante las noches, al menos hasta que se solucione el tema del exceso de ruido. A través de un comunicado, la institución, que es la propietaria del equipamiento, asegura que se está trabajando para la mejora del recinto, «de la misma manera que lo hacemos con el resto de edificios de la Diputació».

El ente explica en el documento que «siempre nos hemos ocupado de dotar la TAP de elementos e infraestructuras necesarias para mejorar la calidad de las personas implicadas, como los vecinos y los usuarios». Algunas de las inversiones tienen que ver con los lavabos y camerinos, la instalación del montacargas, la pavimentación del suelo central o la adaptación del recinto a las personas con alguna discapacidad. El comunicado añade que una de los puntos fundamentales de este proyecto de mejora pasa por trabajar el aspecto sonoro, es decir, el ruido que se ocasiona y que molesta a los vecinos.

Ordenan cesar la actividad nocturna de la TAP

Tras casi una década de lucha, una pareja de vecinos de la Tarraco Arena Plaça ha conseguido que un juzgado les dé la razón: el Ayuntamiento de Tarragona no ha hecho lo suficiente para controlar que durante los eventos no se superen los límites de ruido permitidos, algo que les ha ocasionado distintos problemas de salud.

Según ha destapado la institución, se está trabajando desde dos vertientes. De un lado, en la reducción de la emisión sonora interior, con la disminución de la salida de ruido por el espacio abierto de la cúpula móvil y con la protección de puertas y ventanas con cortinas aislantes. Por otro lado, se está trabajando en la reducción de la emisión sonora exterior, con un proyecto que incrementará la disponibilidad de potencia eléctrica por los requerimientos escénicos, de manera que no se necesario utilizar un grupo electrógeno. Actualmente, se está ultimando la redacción de ambos proyectos y se prevé que se pueda ejecutar durante el otoño.

La Diputació asegura que velará para satisfacer las necesidades y los derechos de los vecinos de la zona. El comunicado recuerda que la TAP ha supuesto un importante impacto económico en la ciudad. En cinco años se sitúa alrededor de los 24.100.000 euros, entre restauración, alojamiento y otros servicio, asegura el ente.

El ente asegura que velará para satisfacer las necesidades de los vecinos y usuarios

«La voluntad de la Diputació es colaborar con los otros agentes e instituciones implicadas, con el objetivo de poder satisfacer el interés general», asegura el documento, que recuerda que la Diputació tiene un contrato de arrendamiento y explotación vigente que prevé en la cláusula decimosexta que «la explotación de la TAP tenga la más grande diversidad posible, llegando a toda clase de públicos, de una forma inocua sin molestar a terceros», concluye.

Cabe recordar que el origen del conflicto se encuentra en una sentencia que da la razón a unos vecinos, hartos de sufrir el ruido de la TAP.

Temas

Comentarios

Lea También