Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Celebración

La Dragonina llena de fuego y percusión la fiesta de Constantí

También se hizo una barbacoa popular y la entrega al mérito ciudadano del municipio

LAURA ROVIRA

Whatsapp
Cercavila de percusión por Constantí. FOTO: FOTO: FABIÁN ACIDRES

Cercavila de percusión por Constantí. FOTO: FOTO: FABIÁN ACIDRES

La Plaça Escoles Velles de Constantí fue ayer el epicentro de la actividad del municipio. Alejados de las situaciones problemáticas que se viven en el centro de Tarragona, Constantí ha celebrado con ambiente festivo y alegre la cuarta edición de La Veïna Dragonina, una fiesta con mucha tradición e historia y que con los años se ha convertido en un símbolo para los vecinos. «Hace cuatro años que recuperamos esta fiesta, pero si contamos desde su origen, ya tiene más de 40 años», explicaba Joan Bladé, presidente de l’Associació d’Amics de la Colla C.O.C.A de Constantí.

Eran las 11 de la mañana cuando la Plaça Escoles Velles empezaba a retumbar, y es que la Dragonina se despertaba para dar inicio a sus fiestas con una cercavila de percusión con diferentes grupos venidos desde Perafort, Cambrils, Hospitalet de l’Infant, La Canonja, Santa Coloma de Gramenet y como no, también participaron la Escola de Música de Constantí. La música dejó paso a una comida popular donde se combinó el auto servicio con la colaboración vecinal. «Este año decidimos colocar nueve barbacoas para que cada vecino se hiciera su propia carne. La respuesta de la gente ha sido muy positiva», comentaba Bladé.

La feria de artesanía, formada por una pequeña parada con joyería o un puesto de embutidos y quesos, mantuvieron el ambiente festivo hasta que llegaron los actos de la tarde donde el fuego y las chispas eran las protagonistas.

Desde las cinco de la tarde, el Drac de Santa Margarida de la Riera de Gaià, l’Au Fènix de la Pobla de Mafumet, la Cabra Petita de Reus i la Dragonina de Constantí custodiaban el centro de la Plaça Escoles Velles para disfrute tanto de vecinos como de curiosos visitantes que no dudaron en fotografiar a estas bestias tan peculiares en la Plantada de Bestiari. El Correfoc que se realizaba dos horas después y que empezaba a las siete de la tarde era, sin duda, el principal atractivo de los actos del día, y es que lucir a la Dragonina y poder disfrutar de ella se ha convertido en una tradición muy esperada para los vecinos de Constantí. «Hemos conseguido que sea una parte más del municipio, una vecina muy especial», comentaba Bladé, quien explicaba que desde la asociación están estudiando una posible Trobada de Bestiari Petit para las fiestas del año que viene. «Queremos acercar más la figura de La Dragonina a los niños y niñas», comentaba Bladé. Una Dragonina que, siguiendo el estilo de la Víbria de Tarragona, llevaba una gran cantidad de chupetes en la boca.

Un mérito con historia

Carlos Roca, el responsable de la brigada de Constantí, fue el elegido para recibir el reconocimiento de todo el municipio por su labor al otorgarle el mérito ciudadano. Aunque nació en Tarragona, lleva más de 30 años residiendo y cuidando de Constantí y convirtiéndose en una persona muy valorada por sus vecinos. «Es un orgullo, para mi significa mucho, aún recuerdo las primeras fiestas de La Dragonina y ahora, después de muchos años y gracias a Els Amics Colla Coca, podemos volver a disfrutar de estas fiestas», indicaba.

La jornada acabó con La Dragonina encendiendo con fuego las calles y cerrando con éxito las fiestas de Constantí.

Comentarios

Lea También