Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La EMT pagó 12.000 euros a la empresa que escogió al nuevo gerente

Néstor Cañete fue el aspirante con menos formación y experiencia pero logró la mayor nota en 'capacidad directiva'

Octavi Saumell

Whatsapp
La EMT se quedó sin gerente el pasado 29 de octubre por la dimisión de Mario Cortés. Foto: Lluís Milián

La EMT se quedó sin gerente el pasado 29 de octubre por la dimisión de Mario Cortés. Foto: Lluís Milián

El Ayuntamiento de Tarragona pagó 12.100 euros a la empresa que llevó a cabo la polémica selección del nuevo gerente de la Empresa Municipal de Transports de Tarragona (EMT), Néstor Cañete, quien entre los años 2011 y 2013 fue concejal del PSC en el Ayuntamiento de Els Pallaresos, así como cargo de confianza de Núria Parlon (PSC) en Santa Coloma de Gramenet. Según ha podido saber el Diari, la oferta que la compañía Talengo presentó al Consistorio para realizar la «identificación y el desarrollo de talento» de los candidatos fue de 2.000 euros más IVA por persona, que se basaron en realizar cinco pruebas para un total de cinco horas de duración.

En concreto, Talengo evaluó las capacidades de cinco aspirantes, por lo que el coste para las arcas municipales fue de 12.100 euros. En la propuesta que la firma hizo llegar a la corporación local se indica que esta cantidad de dinero incluye «el diseño del proceso técnico de evaluación, coordinación y logística», así como «un consultor senior con experiencia en evaluación de directivos». Asimismo, la cifra que se facturó fue en base también a la «aplicación de las pruebas elegidas en función de las competencias a analizar», la posterior «evaluación y observación del participante en los diferentes ejercicios» y la «realización de los informes técnicos».

Informe de cinco páginas

Este periódico ha tenido acceso al informe –fechado el pasado 4 de abril– que la firma con sede en Madrid preparó específicamente para el concurso público que se llevó a cabo para ocupar la plaza de gerente de la compañía municipal.

El documento cuenta con cinco páginas –contando la portada, el índice y la contraportada– en cuya introducción se afirma que «el presente informe recoge la síntesis del perfil competencial, formativo y experiencia de los profesionales evaluados». En este sentido, se remarca que «dicha foto ha sido construida con las evidencias de conducta, habilidades y actitudes mostradas por los candidatos durante su participación en la evaluación directiva a la que se les convocó».

En concreto, la evaluación directiva –que tuvo una duración aproximada de cuatro horas– consistió en «una entrevista por competencias; un role-play de una situación de evaluación del desempeño con un colaborador; un ejercicio de análisis y presentación; y un cuestionario de personalidad», según se recoge en el informe de Talengo. El documento pone de relieve que «este informe recoge una visión objetiva y profesional», y especifica que «todos los candidatos evaluados superan el lístón como para ser considerados aptos».

Deciden las competencias

En el cuadro de las evaluaciones se descubre que el nuevo gerente de la EMT fue el aspirante que logró una menor puntuación en la parte objetiva, como es el apartado de «experiencia y formación». En esta fase, que contaba con un máximo de 50 puntos posibles, Cañete sólo logró 23, empatado con otro candidato y lejos de los 30 ó 33 que sumaron los dos con mejor currículum. En el apartado de experiencia profesional, el nuevo dirigente municipal sumó 10 puntos sobre 35, mientras que en formación logró 13 sobre 15, sumando los 23 puntos.

Por contra, el nuevo gerente remontó respecto a los otros cuatro contrincantes para la plaza de gerente en la fase subjetiva, como era la de «competencias», donde sumó un total de 46 puntos sobre los 50 posibles. A juicio de los evaluadores, Cañete centró su mejora en los ejercicios de «pensamiento estratégico», de «orientación a resultados», la «toma de decisiones» o la «negociación», aspectos en los cuales sumó entre 9 y 10 puntos sobre los diez posibles en cada prueba, sumando 46 puntos sobre 50, mientras que el segundo clasificado sólo logró 38.

Precisamente por ello logró ser el primer clasificado, ya que al final del informe los responsables de Talengo especifican que «desde nuestra experiencia, para la elección final es más oportuno considerar el nivel de competencias directivas como indicador de éxito y adaptación».

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También