Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Escola Pau Delclòs promueve el civismo mediante el patrimonio

El centro impulsó hace cinco años el proyecto ‘Les arrels del present’, en el cual participan todos los alumnos 

Núria Riu

Whatsapp
Visita al Amfiteatre de los alumnos de primero de Primaria de la Escola Pau Delclòs

Visita al Amfiteatre de los alumnos de primero de Primaria de la Escola Pau Delclòs

Cuando ayer al mediodía los alumnos abandonaron las aulas para empezar las vacaciones de verano, comenzaba también un periodo en el que los profesores trabajarán para actualizar contenidos de cara al próximo curso. Coloma Bartra, directora de la Escola Pau Delclòs, dedicará una parte de este tiempo a seguir ampliando el proyecto ‘Les arrels del present’, una iniciativa que a través de la divulgación del patrimonio quiere despertar el civismo y estimular las virtudes ciudadanas.

‘Les arrels del present’ entró en vigor hace cinco años. De hecho, forma parte del trabajo de final de grado que la responsable del centro hizo en la licenciatura de Humanidades. 

Se trata de un programa transversal, que impregna buena parte de las actividades que se hacen en el centro. En las sesiones diarias de lectura encuentran títulos sobre el mundo clásico como ‘La Odisea contada a los niños’ o ‘Els dotze treballs d’Hèrcules’, mientras que en el Aula de Ciències fabrican tinta para escritura a partir de la rubia.

 Si simbólicamente se adueñan de estos monumentos, salen a la calle, los miden, los tocan y los huelen

Sin embargo, una de las patas principales del proyecto se realiza fuera del aula. Cada curso tiene asignado un monumento de la ciudad, y a lo largo del año lo visitarán y conocerán en profundidad algunos de sus secretos. Los más pequeños empiezan con el Avi Virgili, el Balcó del Mediterrani y el Monument dels Castells. Y cuando llegan a Primaria siguen con la Muralla, la Catedral, el Circ romà, el Fòrum de la Colònia o el Amfiteatre, entre otros. 

«Se trata de que conozcan la información, pero más allá de esta divulgación, se trata de sensibilizar a los críos. Si simbólicamente se adueñan de estos monumentos, salen a la calle, los miden, los tocan y los huelen, se desarrolla una actitud positiva que estimula el sentimiento de pertenencia y las virtudes ciudadanas», describe la directora del Pau Delclòs.

Este curso el proyecto ha ganado cuatro premios

Las actividades de Tarraco Viva se han convertido en un indispensable para este centro, en el que utilizan también la documentación del Camp d’Aprenentatge y la aplicación Imageen, entre otras herramientas. 

Con todo, la iniciativa que comenzó con los alumnos de Primaria y de la que ahora ya participa todo el centro está ganando también importantes reconocimientos en el exterior. Tan solo este curso han obtenido cuatro premios. Se trata del Josep Vives i Ciurana, que otorga el Institut Municipal d’Educació i Treball (IMET), el Carles Miralles de la Revista Auriga, el Baldiri Reixac de la Fundació Carulla  y el Premi Educar Fomentant l’Esforç, que concede la Fundació Espavila.

Temas

Comentarios

Lea También