Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fira del Vi de la DO Tarragona sube enteros

El emplazamiento de la Plaça Corsini satisface a la organización y los expositores 

Agnès Llorens

Whatsapp
Desde el viernes, música, gastronomía y vinos se han fundido en una única propuesta. FOTO:FABIÁN ACIDRES

Desde el viernes, música, gastronomía y vinos se han fundido en una única propuesta. FOTO:FABIÁN ACIDRES

Un brindis por la nueva ubicación de la Fira del Vi de la DO Tarragona en la Plaça Corsini. Esta es la sensación que se desprende de las declaraciones tanto de las bodegas participantes, como la organización y los asistentes a una cita que, en esta XXI ocasión, han hecho posible del tradicional encuentro anual de los productores locales. Las cifras de éxito hablan por si solas, ya que los responsables de la DO Tarragona confirman que la Fira del Vi de este 2019 ha supuesto más de un 30% más de venta de tíquets respecto a ediciones pasadas, lo que se traduce en más de 4.800 personas que, copa en mano, han probado las propuestas de los 21 participantes de l’Alt Camp, el Baix Camp, el Tarragonès y la Ribera de l’Ebre.

«Hacía más de quince años que la Fira del Vi no se ubicaba en este espacio y no podemos estar más satisfechos del nivel de asistencia», confirmaba ayer domingo la gerente de la DO Tarragona, Àngels Collado, que apuntaba que «la nueva ubicación ha gustado mucho y tanto el tiempo moderado del fin de semana como las degustaciones del Mercat Central han sido importantes para firmar este maridaje exitoso». 

La gerente de la DO Tarragona confirma que la voluntad de la organización es la de mantener esta nueva ubicación en ediciones futuras, ya que «esta edición ha ido realmente muy bien y es una ubicación que permite que los visitantes puedan pasar más tiempo en la Fira, lo que ha sido básico para asegurar las buenas cifras de este año». 

Según confirma Collado, los mediodías y tardes han sido los momentos que han concentrado más visitantes, en una cita que durante las noches de viernes y sábado cerró puertas a las 22:30 horas, un horario que según la gerente de la DO Tarragona, ha permitido a los asistentes «disfrutar de las propuestas de los productores sin molestar a los vecinos, lo que es importante». 

Otro de los puntos que han recogido las alabanzas de los responsables es la buena acogida de las propuestas musicales de los DJ que, durante todo el fin de semana han amenizado la Fira, además de la implicación de los paradistas del Mercat Central que durante todo el fin de semana han aportado su buen hacer en el campo de la gastronomía, con degustaciones que complementaban la ya consolidada presencia de embutidos en esta cita.   

La calidez de la plaza

«Estamos muy satisfechos con el ambiente acogedor de la Plaça Corsini y pensamos que ha sido un punto diferencial que ha marcado la buena acogida de público de este año», manifestaba ayer por la tarde Eva Ferré, de Cellers Unió. Mientras servía a varios comensales apuntaba que «citas como estas son una gran oportunidad para darnos a conocer y captar nuevos clientes y darnos a conocer». 

Una opinión similar defendía también Sara Batalla, de la bodega Estol Verd de Rodonyà, que afirmaba que «en esta edición hemos vendido más que en años anteriores y creemos que, en buena parte, es por la estructura en forma de plaza, que facilita la comunicación». 

Temas

Comentarios

Lea También