Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Fiscalía investigará si hay delito en la captura de un tiburón ‘protegido’

El Ministerio Público abrirá diligencias. Ayer por la mañana, los biólogos extirparon los órganos al animal para poder analizarlos y determinar las causas de la muerte

À.JUANPERE-C.POMEROL

Whatsapp
Los biólogos tomaron muestras del tiburón. Foto: C.Pomerol

Los biólogos tomaron muestras del tiburón. Foto: C.Pomerol

La Sección de Medioambiente de la Fiscalía de Tarragona tiene previsto abrir diligencias de investigación a raíz de la captura el pasado martes de un ejemplar de tiburón peregrino (Cetorhinus maximus), una especie protegida en muchos países, entre ellos España. Es el segundo pez más grande del mundo, después del tiburón ballena.

Precisamente, por el hecho de que quedan pocos ejemplares, el Ministerio Público ha decidido abrir una investigación para determinar si la actuación de las personas que iban en el pesquero pueden haber cometido un delito contra el medioambiente.
Por otra parte, ayer por la mañana, los biólogos del Institut de Ciències del Mar, acompañados de los técnicos de la Fundació CRAM, recogieron todas las muestras necesarias para conocer las causas de la muerte del tiburón. Para ello, primero una grúa gigante fue la encargada de sacar del agua al pez, que pasó la noche amarrado en el varadero de la Confraria de Pescadors de Tarragona. Una vez en tierra, los expertos lo abrieron para extirparle el hígado, el estómago, las gónadas –que determina el sexo del animal–, las branquias y un trozo de la mandíbula. Con esto, los biólogos podrán determinar cómo murió el tiburón. 

Una grúa gigante sacó del agua al tiburón. FOTO: Alba Mariné

Los órganos fueron trasladados hasta el Institut de Ciències de la Mar, donde se analizarán y se llevará a cabo la necropsia –autopsia de animales–. Los resultados, según explican los expertos, podrían tardar un par de días. «Si se detectara algún elemento vírico o bacteriano, entonces la información se demoraría un poco más», explicaban los biólogos. Los restos del animal fueron trasladados a una empresa de Santander, encargada de incinerarlos.

Llegó vivo

Las primeras informaciones, según fuentes de la Fundació CRAM, apuntan a que el pez llegó vivo al puerto, debido a la gran capacidad de oxigeno que tiene esta especie. Los técnicos aseguran también que era imposible hacer nada para salvarle la vida al animal. 

El presidente de la Confraria no recuerda haber capturado un animal tan grande

Cabe recordar que el tiburón fue capturado por una embarcación del arrastre, el pasado martes, sobre las tres y media de la tarde, a 16 millas del Cap Salou. El patrón rápidamente alertó a las autoridades, quienes se trasladaron hasta el lugar para levantar acta de lo ocurrido. Los marineros trasladaron al animal hasta el puerto, lo que causó una gran expectación entre los compañeros.

Ayer, la nave salió a faenar como cada día, pero al cabo de pocas horas, volvió a tierra por una avería, aparentemente sin ninguna relación con el hallazgo del día anterior. 

«Una desgracia»

Por su parte, el presidente de la Confraria de Pescadors, Esteve Ortiz, definía la situación como «una desgracia para todos», y añadía que «la embarcación iba a la gamba, cuando de pronto se enredó el tiburón en las mallas». Ortiz aseguraba que no recordaba que nunca antes hubiese llegado un animal de estas dimensiones hasta la Confraria, y apuntaba que la entidad que él preside debía hacerse responsable de la gestión de lo ocurrido el día anterior. 

Los biólogos se llevaron órganos para analizar. FOTO: Alba Mariné

Fuentes de la Fundació CRAM quisieron dejar claro ayer por la tarde que «cuando ocurre una cosa como esta, la culpa no es de los pescadores. Ellos no quieren capturar un animal así en ningún momento, porque también les perjudica en su día a día», y añadían que «de hecho, gracias a que la embarcación trasladó la especie hasta el puerto, los expertos podemos ahora estudiarlo». 

VÍDEO: El tiburón de 7 metros llegó vivo al Port de Tarragona

La Fundación CRAM y el Institut de Ciències Marines están cogiendo muestras del tiburón de siete metros capturado accidentalmente ayer por una embarcación de arrastre de Tarragona. Para ello han sacado al animal del agua, que estaba amarrado en el varadero del Port de Tarragona y lo han puesto en tierra.

Temas

Comentarios

Lea También