Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Font del Centenari recupera la 'cabeza'

La Unitat de Conservació i Restauració de Béns Culturals de la Diputació termina los trabajos de restauración de las figuras que sufrieron vandalismo

Diari de Tarragona

Whatsapp
FOTO: Diputació de Tarragona

FOTO: Diputació de Tarragona

La Font del Centenari de la Rambla Nova de Tarragona ha recuperado su imagen original tras estar unos meses dañada por un acto vandálico que todavía se desconoce la autoría. Concretamente se conocieron los hechos poco antes de la madrugada del 16 de septiembre, en plenas fiestas de Santa Tecla.

Decapitan unas de las escultura de la Font del Centenari de la Rambla

La cabeza y un pie de dos de las cuatro esculturas que configuran la Font del Centenari, uno de los emblemas de la Rambla Nova de Tarragona, han aparecido rotas en la acera circular que bordea esta fuente levantada en 1954 por el escultor Josep Viladomat.

La Unitat de Conservació i Restauració de Béns Culturals de la Diputació ya ha finalizado los trabajos para restituir los fragmentos que fueron rotos por en el conjunto escultórico de la fuente. En concreto, la cabeza de una de las esculturas y la mano de otra. La recuperación de estos dos elementos se ha llevado a cabo a lo largo de esta semana.

FOTO: Diputació de Tarragona

El conjunto, obra del reconocido escultor Josep Viladomat y Massanas (Manlleu, 1899 - Andorra la Vella, 1989), se creó el 1954 para conmemorar el centenario de la Rambla Nova.

La fuente está formada por cuatro grupos escultóricos independientes, cada uno de los cuales tiene una figura masculina en representación de varias partes del mundo. La parte que fue malograda por la acción vandálica es la cabeza de la figura que representa al hombre del continente americano y la mano de la escultura que representa África.

El Ayuntamiento de Tarragona, titular del monumento, solicitó a la Diputació la restauración de las piezas malogradas, dado que cuenta con la La Unitat de Conservació i Restauració de Béns Culturals.

Por su parte, el Ayuntamiento de Tarragona se ha encargado de instalar los andamios y otros aspectos técnicos para poder llevar a cabo esta restauración, que ahora ya está terminada.

Temas

Comentarios