Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Patrimonio

La Generalitat advirtió al Consistorio en marzo que el Amfiteatre no era seguro

El actual equipo de gobierno municipal asegura que no ha tenido constancia del documento hasta esta semana

ACN

Whatsapp
La Generalitat advirtió al Consistorio en marzo que el Amfiteatre no era seguro

La Generalitat advirtió al Consistorio en marzo que el Amfiteatre no era seguro

La Generalitat advirtió al Ayuntamiento de Tarragona el pasado marzo que la grada del Amfiteatre Romà donde se sienta el público no era segura para los visitantes. La Direcció General de Patrimoni de la Generalitat envió el 29 de marzo al consistorio un informe que analiza el estado del conjunto arqueológico de Tarraco y en el que se alerta del deterioro de este espacio. La anterior concejal de Patrimoni, Begoña Floria, afirmó no haber visto nunca el documento. El actual equipo de gobierno (ERC y En Comú Podem), que accedió al cargo en junio, también ha asegurado no haber tenido constancia de la existencia del estudio hasta esta semana. Un nuevo informe, emitido en septiembre, hizo que el Ayuntamiento cerrara el monumento.

El estudio, al que ha tenido acceso la ACN, se titula Anàlisi i diagnosi de l’estat estructural i físic dels elements que formen el conjunt arqueològic de Tarragona, inscrit en el Patrimoni Mundial. Se trata de un documento de cerca de 900 páginas que pone el foco en el estado de conservación de los catorce monumentos que forman el conjunto arqueológico de Tarraco.Lo firman los arquitectos Jaume Roc Costa y José Luis Serven; el arqueólogo José Francisco Roig y el conservador-restaurador Pablo Arroyo.

El estudio lo impulsó la Direcció General de Patrimoni Cultural de la Generalitat. Se realizó durante el 2017 y el 2018 y fue entregado al organismo a principios de este año. Según fuentes de Patrimoni Cultural, diferentes técnicos lo revisaron y el 29 de marzo, «a nivel informal», en enviaron una copia en formato digital al arqueólogo municipal de Tarragona, Joan Menchón. La responsable de la conselleria de Patrimoni entonces, Begoña Floria, afirmó no haber visto nunca el documento. Además, se ha mostrado sorprendida por el hecho de que el estudio sólo se enviara a un técnico y no se pusiera en copia también a la responsable política del área.

Tal como han señalado desde Patrimonio Cultural, en los últimos meses han trabajado y contrastado el documento y no ha sido hasta el 25 de noviembre que no han hecho un envío «formal» al actual concejal de Patrimoni del Ayuntamiento de Tarragona , Hermán Pinedo. El envío lo ordenó la directora general de Patrimonio Cultural, Elsa Ibar. Contenía una copia en CD del informe y una nota en la que se recordaba que desde el 29 de marzo el consistorio tenía una versión digital. Pinedo afirmó que no ha tenido conocimiento de la existencia del estudio hasta el lunes al mediodía, y el paquete le ha llegado a las manos finalmente este martes.

Una reunión de urgencia

Al conocer la existencia y el alcance del informe, el Ayuntamiento de Tarragona pidió una reunión de urgencia con Patrimoni Cultural de la Generalitat. Tuvo lugar el pasado miércoles en Barcelona y participaron, entre otros, el alcalde de la ciudad, Pau Ricomà, y la directora general de Patrimoni Cultural, Elsa Ibar. Conjuntamente trataron diferentes elementos del documento. «Activaremos los mecanismos pertinentes para saber qué ha pasado», expresó al salir de la reunión Ricomà.

Temas

Comentarios

Lea También