Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Generalitat mejorará el servicio ferroviario entre Tarragona y el Ebre el año que viene

El Pla de Transport de Viatgers prevé mejorar la oferta y las frecuencias cuando entre en funcionamiento el tramo Vandellòs-Tarragona

Whatsapp
El primer día en el que los trenes Euromed se detuvieron también en L´Aldea. FOTO: JOAN REVILLAS/DT

El primer día en el que los trenes Euromed se detuvieron también en L´Aldea. FOTO: JOAN REVILLAS/DT

Redacción- Acn

A partir de 2018, cuando esté en servicio la doble vía entre Vandellòs y Tarragona, la Generalitat de Catalunya reconfigurará la oferta actual de servicios para adaptarla a la infraestructura, mejorando las frecuencias en el corredor sur así como la velocidad comercial. Así lo aseguró el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, en el marco de la presentación del Pla de Transport de Viatgers 2020.

El Govern aprobó ayer un documento que prevé que el Ejecutivo catalán asuma la gestión completa del servicio de Cercanías, especialmente en cuanto a la infraestructura ferroviaria se refiere, que ahora controla el Estado a través de Adif. Rull reivindicó tener plenas competencias «no sólo para la mejora y optimización del servicio, sino también para poder aumentar la atención a los ciudadanos». En este sentido, apuntó que «el objetivo es garantizar la fiabilidad en la prestación de los servicios de Cercanías de Catalunya, a partir de reducir la saturación en las horas punta, mejorar la comodidad, optimizar el material móvil e incorporar servicios semidirectos en los trayectos con más demanda», describió.

Durante la rueda de prensa posterior al Consell Executiu, el conseller cifró en 2.080 millones de euros el presupuesto del plan 2017-2020. Rull defendió que el transporte público «debe ser una alternativa real para atender las necesidades de movilidad de la ciudadanía, considerándolo como una pieza clave del estado del bienestar y como medida de mejora ambiental que contribuye a la reducción de emisiones, la mejora de la calidad de vida de las personas, el ahorro energético y también la mejora de la seguridad vial».

En el ámbito del transporte público por carretera prevé finalizar el despliegue de la red de autobuses Exprés.cat. Hasta ahora se ha implantado el 80% de estas líneas. Desde que se pusieron en servicio las primeras, en octubre de 2012, la red Exprés.cat ha transportado a 28,2 millones de personas, el equivalente a un ahorro en emisiones de 4,6 millones de toneladas anuales de CO2, según presentó el Govern de la Generalitat.


Nueva estación en Falset
En cuanto a infraestructuras, el plan prevé nuevas estaciones de autobuses en Falset, Girona, Lleida, Puigcerdà, Berga, la Bisbal y Mollerussa. Finalmente está previsto que a finales de 2018 se iniciará en Barcelona y la región metropolitana la implantación de la T-Movilidad, que se irá extendiendo progresivamente.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También