Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona Urbanismo

La Generalitat rechaza las alegaciones del Iot y le insta a desalojar el edificio

El Govern nombra a un instructor para iniciar el proceso de desahucio. La licitación para la gestión del inmueble será en enero

Octavi Saumell

Whatsapp
Fabian Acidres Pons

Fabian Acidres Pons Fabian Acidres Pons

La Generalitat de Catalunya ha rechazado las alegaciones presentadas por el Iot e insta al histórico negocio a desalojar el inmueble que ocupa desde 1986 en la Platja Llarga. Según ha podido saber el Diari, el Govern ha notificado al propietario del establecimiento, Josep Maria Donato, que no acepta las consideraciones presentadas y le informa, asimismo, que está ocupando un inmueble de titularidad autonómica sin contar con el título jurídico en vigor.    

A juicio del Govern, la vinculación entre el Iot y la Generalitat finalizó el pasado 30 de noviembre. Por ello, la administración entiende que, desde entonces, la apertura del restaurante es ilegal, ya que «están ocupando sin permiso un espacio público», según indican las fuentes de la Generalitat consultadas por este periódico. Asimismo, desde la Conselleria de Vicepresidència i Economia se añadió ayer que ya se ha iniciado el Expedient Patrimonial de Desnonament, cuyo objetivo es desalojar a los actuales gestores y sancionarles. De hecho, el Govern ya ha comunicado al Iot que ha designado a un funcionario instructor para el proceso. 

«Cambian las reglas»
De forma paralela, desde el Govern se indica que los técnicos de la corporación autonómica «están trabajando» en el pliego de cláusulas para licitar la gestión del espacio este próximo mes de enero. El objetivo es adjudicar el uso del inmueble por Setmana Santa para abrir antes de verano.  

Este viernes, pese a la polémica, el Iot abrió de igual forma que viene haciéndolo durante los últimos fines de semana. Su propietario indicó que el establecimiento mantendrá actividad este sábado y este domingo y que, la próxima semana, «presentaremos un escrito» para recurrir el rechazo de las alegaciones. 

«Son ellos los que han cambiado las reglas del juego a medio partido. En la última prórroga se preveía que podríamos continuar ejerciendo nuestra actividad hasta que se llevara a cabo la licitación del edificio, pero de repente cambiaron de opinión», lamentó finalmente Josep Maria Donato. 

Temas

Comentarios

Lea También