Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guardia Civil de Tarragona denuncia una obra por no retirar la Uralita como un residuo peligroso para la salud

La fabricación de este producto está prohibida en nuestro país desde el año 2002
Whatsapp
Imagen de los escombros hallados en el edificio. FOTO: Guardia Civil

Imagen de los escombros hallados en el edificio. FOTO: Guardia Civil

El Servicio de Protección de la Naturaleza de la Guardia Civil de Tarragona ha denunciado a una empresa que realizaba el derribo de un edificio en la localidad de Batea, Tarragona, donde se hallaron grandes cantidades de escombros de fibrocemento (Uralita).

La Patrulla del SEPRONA de Tortosa realizaba servicios propios de especialidad relacionados con el medio ambiente cuando en la localidad de Batea observaron cómo se estaban realizando una serie de trabajos de derribo de una antigua bodega. Al examinar el interior del edificio se localizaron innumerables trozos de fibrocemento, al igual que el camión que se encargaba de retirar los escombros, que también estaba cargado con este tipo de material.

Tras identificar a los trabajadores que se encontraban realizando las tareas de desescombro, se descubrió que no contaban con ningún tipo de autorización para llevar a cabo los trabajos, ni disponían de equipos de protección individual ni otras medidas de seguridad para manipular este tipo de residuo peligroso. La empresa encargada ha sido denunciada ante el Departamento de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat de Catalunya, por carecer de los permisos necesarios para realizar los trabajos que se estaban llevando a cabo.

 

El amianto

El amianto mezclado con fibrocemento se utiliza para construir lo que se conoce como placas de Uralita. Es sumamente peligroso para el aparato respiratorio ya que puede provocar fibrosis pulmonar, cáncer de pulmón y otras enfermedades graves relacionadas con el aparato respiratorio.

El gran riesgo en la manipulación de este material surge cuando se pretende desmantelar una construcción, ya que las fibras que se encuentran dentro de la Uralita al cortarlas, trocearlas o manipularlas, se desprenden y al inhalarse pueden provocar las enfermedades descritas.

La retirada de este material debe de ser realizada por una empresa inscrita en el Registro de Empresas con Riesgo de Amianto (RERA), estas empresas especializadas son las encargadas de realizar operaciones de reparación y retirada de elementos que contengan amianto.

 

 

Temas

  • COMARQUES

Comentarios

Lea También