La Guardia Civil detectó 26 infracciones en Tarragona durante la revetlla de Sant Joan

También se notificó un caso de almacenamiento irregular de material pirotécnico en Sant Jaume dels Domenys

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen de varios artículos pirotécnicos dispuestos en una tienda por Sant Joan. FOTO: PERE FERRÉ

Imagen de varios artículos pirotécnicos dispuestos en una tienda por Sant Joan. FOTO: PERE FERRÉ

Entre los días 1 al 29 de junio, efectivos de las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil desplegadas en Cataluña, llevaron a cabo más de 1.000 inspecciones a los cerca del millar de establecimientos de venta de pirotécnica, tanto permanentes como temporales, autorizados por las diferentes subdelegaciones del gobierno y ayuntamientos, detectando en el transcurso de las mismas 46 infracciones a la Ley Orgánica 4/2015 de Protección de Seguridad Ciudadana e instruyendo las correspondientes denuncias para su evaluación por la Delegación del Gobierno en Cataluña.
En 2019 se produjeron en España dos accidentes graves con pirotecnia que dejaron un balance de 3 personas fallecidas, una de ellas en Ávila y dos en Guadix (Granada).

El arraigado, extendido y tradicional uso de material pirotécnico en Cataluña en las fechas previas a la verbena de Sant Joan, durante su celebración y hasta la verbena de San Pedro; la instalación de numerosas casetas temporales de venta de pirotecnia, que se suman a los establecimientos permanentes y el almacenamiento de estos productos, implican una labor fiscalizadora por parte de las Intervenciones de Armas y Explosivos de la Guardia Civil, competentes en el control de armas y explosivos en todo el territorio nacional, dirigida a evitar accidentes mediante la detección de acciones contrarias a la seguridad.

Este año la campaña de control de la Guardia Civil ha venido precedida por las circunstancias especialidades que ha padecido España con la crisis sanitaria provocada por la pandemia del COVID-19 y que ha tenido incidencia en el desarrollo de la verbena por la disminución del número de casetas y en la venta de pirotecnia y por la prohibición de algunos ayuntamientos importantes de la Comunidad Autónoma de instalación en su término municipal de casetas temporales de venta de material pirotécnico.

Las propias autorizaciones otorgadas por las Subdelegaciones del Gobierno para la instalación de casetas temporales en la vía púbica estaban supeditadas al cumplimiento de las medidas adicionales que las autoridades sanitarias y las competentes de carácter local, autonómico o estatal pudieran adoptar en función de la evolución sanitaria y que podrían conducir a la suspensión o restricción de la actividad autorizada.

Por parte de las subdelegaciones del gobierno se ha producido un leve descenso de las autorizaciones concedidas, pasando de 1.348 el año anterior a 1.315 este año; no obstante se ha detectado un descenso importante en la realidad de la apertura de los establecimientos, cuya autorización recae en los ayuntamientos, al no haberse abierto 297 establecimientos que estaban autorizados en la provincia de Barcelona y 20 en la de Girona.

Resultado de la operación. Inspecciones por provincias

Durante el transcurso del operativo especial han participado más de 150 guardias civiles pertenecientes a las 40 intervenciones de Armas y Explosivos desplegadas en Cataluña con el apoyo puntual de unidades territoriales de las diferentes comandancias provinciales.

Como consecuencia de las inspecciones practicadas se han formulado 46 denuncias por diferentes infracciones y han sido intervenidas 27.254 unidades de material pirotécnico; 11 de estas infracciones fueron detectadas en inspecciones de la provincia de Barcelona, 26 en Tarragona, 3 en Lleida y 6 en Girona.

Entre la casuística de infracciones detectadas por la Guardia Civil destaca la venta de material pirotécnico a particulares por Internet y remitido a través de mensajería, la venta de productos de la categoría T1 sin autorización, la presencia de material pirotécnico fuera del almacén y encima del mostrador, la falta de eficacia en las medidas de seguridad, la venta compartida de mecheros incompatible con la pirotecnia, la realización de actividad comercial al por mayor careciendo de autorización o la tenencia de material al alcance del público.

En otros casos se detectaron infracciones tales como la venta realizada por persona no autorizada por la Subdelegación del Gobierno correspondiente, por no figurar el responsable de venta en el establecimiento, por irregularidades en la cumplimentación de los registros obligatorios, por la comercialización de productos F1 sin haberlo comunicado o por la carencia de carteles homologados.

Almacenamiento irregular de material pirotécnico

Uno de los aspectos sobre el que la Guardia Civil ha incidido con mayor énfasis en su labor inspectora ha sido el control y comprobación del almacenamiento de este material, dado que la comisión de infracciones en este sentido reviste una trascendencia insospechable y potencialmente peligrosa.

En este sentido fue detectada una furgoneta que transportaba material sobrante de una caseta instalada en Santa Oliva (Tarragona) y que se introdujo cargada con 23.045 unidades de productos pirotécnicos en una nave de la localidad de Sant Jaume dels Domenys (Tarragona), propiedad del titular de la autorización, en lugar de trasladar estos artefactos al depósito que tenía asignado en Canyelles (Barcelona).

En Terrassa la Guardia Civil también detectó el almacenamiento de productos pirotécnicos en el interior de una furgoneta.
Los dos casos se saldaron con la instrucción de denuncias por infracciones graves a la Ley de Seguridad Ciudadana.

Temas

Comentarios

Lea También