Más de Tarragona

La Guàrdia Urbana denuncia al jefe local de Junts per Catalunya en Tarragona

La policía municipal abre diligencias contra el exedil Xavier Quintana por «desacato» y «desobediencia», tras un altercado telefónico 

Octavi Saumell

Whatsapp
Xavier Quintana, en una imagen de su etapa como concejal del Consistorio. FOTO: Lluís Milián/Archivo DT

Xavier Quintana, en una imagen de su etapa como concejal del Consistorio. FOTO: Lluís Milián/Archivo DT

La Guàrdia Urbana de Tarragona ha presentado una denuncia por «desacato» y «desobediencia» contra el Cap Local de Junts per Catalunya en la ciudad, Xavier Quintana. Los hechos ocurrieron la madrugada del pasado Onze de setembre, cuando el exconcejal de CDC entre 2011 y 2015 tuvo un altercado telefónico con agentes de la Policía Local, a raíz de la actuación del cuerpo de seguridad por las quejas de los vecinos de Tamarit por el ruido musical nocturno que denunciaron que se producía en un camping cercano a la zona del Castell.  

Quintana, en declaraciones al Diari, reconoce la discusión con los policías municipales, pero afirma no haber sido notificado de la interposición de la denuncia. «El ruido que sufrimos los vecinos esa y muchas otras noches desde los campings es intolerable, dobla lo permitido por la propia ordenanza del Ayuntamiento. Llamamos ya antes de las once de la noche, primero al 112 y después a la Policía Local, pero la Guàrdia Urbana tardó más de dos horas en venir. Es una vergüenza la dejadez de funciones que demostraron», lamenta un Quintana que critica que, pese a las quejas, la Guàrdia Urbana «no hizo nada de nada».  Fuentes de la dirección de Junts per Catalunya aseguran a este periódico «no tener conocimiento» de los hechos ocurridos hace una semana, ya que se trata de «un asunto personal». 

Xavier Quintana: «La Policía Local tardó más de dos horas para comprobar el desorbitado ruido de un camping»

Ahora, Quintana podría ser multado con una sanción económica que puede oscilar entre los 100 y los 600 euros, según se indica la ley 4/2015 de protección de la seguridad ciudadana, que reza que, entre otros motivos, se considerará  «leve» «las faltas de respeto cuyo destinatario sea un miembro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad en el ejercicio de sus funciones». 

Según la Policía Local, durante la primera conversación Quintana «alzó la voz de manera reiterada al operador de sala», entrando «en insultos de carácter personal dirigidos al mismo con improperios del tipo incultos, no valéis para nada» y tachando al Ayuntamiento de Tarragona «de vago e incompetente». En una segunda charla, el líder de Junts habría afirmado «en un tono muy exaltado» que «tú no sabes quién soy yo, soy Xavier Quintana, exregidor» y que «me voy a enterar de quién eres tú», «eres un idiota, un inútil», y que el Consistorio «es una mierda». Cerrada la conversación, la Urbana afirma que Quintana «no cesó de llamar de forma insistente durante más de diez ocasiones, sin tener en cuenta que se trata de un teléfono de servicio público para atender emergencias».  

Temas

Comentarios

Lea También