Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Más de Tarragona

La Guàrdia Urbana desmantela un punto de venta de droga en Bonavista

Agentes de paisano estuvieron vigilando durante varios días el piso de la sospechosa, a la que acudían los compradores

Àngel Juanpere

Whatsapp
Momento de la intervención policial el pasado jueves. Foto: juan gonzález

Momento de la intervención policial el pasado jueves. Foto: juan gonzález

Agentes de la Unitat de Delinqüència Urbana (UDU) de la Guàrdia Urbana de Tarragona detuvieron a una mujer de 27 años y vecina de Bonavista por un delito contra la salud pública. Supuestamente, se dedicaba a vender diversos tipos de droga en su domicilio. Durante varios días, los guardias estuvieron vigilando el piso. Comprobaron que acudían muchas personas, que permanecían en el interior poco tiempo.

La Guàrdia Urbana de Tarragona había recibido numerosas quejas sobre el consumo de sustancias estupefacientes en un descampado de la calle Onze de Bonavista. El pasado 12 de agosto, una patrulla uniformada vio a un joven que salía de un domicilio y que, al detectar la presencia policial, se puso muy nervioso, saliendo rápidamente. Los agentes lo pararon e identificaron en la calle Vint-i-u. Le encontraron tres bolsas  de marihuana. Aseguró que las acababa de comprar ya que es consumidor habitual.

La información sobre dicha intervención fue pasada a los agentes de la UDU para que comprobaran si dicho domicilio era un punto habitual de venta de sustancia estupefaciente. Así, el 3 de septiembre los guardias –que iban de paisano– vieron a dos personas que se acercaban al domicilio y llamaban al timbre. Poco después una mujer se asomaba y les abría la puerta. Tres minutos más tarde, los dos hombres salieron y también fueron identificados. Eran dos ciudadanos de origen marroquí. Uno llevaba una bolsa con una sustancia vegetal y una papelina de cocaína y el otro, dos piezas de hachís. Ambos fueron denunciados administrativamente.

La vigilancia siguió en días posteriores hasta que finalmente el pasado jueves, sobre las ocho y media de la tarde, los cuatro agentes de la Unitat de Delinqüència Urbana realizaron el dispositivo de vigilancia. Vieron como la posteriormente detenida entregaba una bolsa con una sustancia vegetal –después se supo que era marihuana– a cambio de un billete de cinco euros. Finalmente, los guardias esperaron a que la mujer saliera de su domicilio. Primero –a las 23.45 horas– salió a una compradora y posteriormente, la vendedora, momento en que se produjo su detención.

Temas

Comentarios

Lea También