Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Guàrdia Urbana detiene a un joven por asestar un puñetazo a su novia en la Part Baixa

La mujer aseguró que sufre malos tratos físicos y psicológicos

Àngel Juanpere

Whatsapp
Imagen de archivo de la Part Baixa de Tarragona. Foto: Lluís Milian

Imagen de archivo de la Part Baixa de Tarragona. Foto: Lluís Milian

La Guàrdia Urbana de Tarragona ha detenido a un hombre de 29 años y vecino de la Part Baixa de Tarragona por un presunto delito de malos tratos en el ámbito doméstico. Los hechos se remontan a poco después de las dos de la madrugada del pasado sábado en el domicilio del acusado. Un vecino llamó a la Guàrdia Urbana porque oía una fuerte discusión entre un hombre y una mujer.

Una patrulla se desplazó al lugar. Desde la calle, los tres guardias escucharon los gritos del hombre y la mujer, por lo que subieron rápidamente hasta el tercer piso. Cuando se encontraban delante de la puerta volvieron a escuchar gritos y un golpe. Ante ello, llamaron rápidamente a la puerta.

Después de mucha insistencia, finalmente abrió la puerta el propietario, quien negó inicialmente que en el interior hubiera una mujer. Sin embargo, al apuntar los guardias que habían escuchado gritos, reconoció que su novia estaba en el piso superior.

Inicialmente, el hombre no dejaba pasar a los agentes al interior del piso, aunque finalmente accedió. Mientras él se quedó fuera de la vivienda, los guardias entraron para interesarse por el estado de la mujer, de 32 años. Estaba tumbada en la cama llorando y con síntomas de haber sido agredida. Reconoció que había discutido con su novio y que finalmente fue agredida.

La víctima aseguró a los agentes que desde hace tiempo sufre malos tratos psicológicos y que en dos ocasiones anteriores también físicos. En uno de los casos incluso le tuvieron que coser puntos de sutura, unas agresiones de las que eran conocedores tanto su familia como sus amigos. Es más, añadió que guarda fotografías de ello. El acusado reconoció la pelea y dijo que ella también le había empujado. La mujer declinó ser asistida in situ y fue trasladada a la comisaría de la Guàrdia Urbana.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También