La Móra comunica a Ricomà que quiere segregarse de Tarragona

La AVV anuncia en una carta al alcalde que tomará «medidas legales». El gobierno recuerda que la normativa exige que debe acreditarse que la vía «la apoya más del 50% del censo»

Octavi Saumell

Whatsapp
La Móra ha iniciado la vía para segregarse.  FOTO: Alfredo González

La Móra ha iniciado la vía para segregarse. FOTO: Alfredo González

La Móra-Tamarit pisa el acelerador. Tras años reivindicando ser una Entitat Municipal Descentralitzada (EMD), ahora los vecinos del barrio cambian de ritmo y apuestan por la segregación para convertirse en un municipio independiente, como ya hiciera La Canonja en 2010. Así lo han comunicado ya en dos cartas enviadas al alcalde, Pau Ricomà (ERC), en las que piden al ejecutivo de la Plaça de la Font los datos «de ingresos y gastos» imputables a la zona para «redactar la memoria» necesaria para iniciar el proceso para separarse de Tarragona por «disfunciones territoriales».  

La primera misiva es del pasado 26 de septiembre, tras la última asamblea de vecinos. En ese documento, al que ha tenido acceso el Diari, los residentes resaltaban que «el Ayuntamiento no quiere que seamos una EMD, sino que las cosas sigan como están, prestando servicios mínimos pese a que los ingresos que percibe el Consistorio de nuestro barrio son bastante más altos por cápita que  en el resto del municipio». En ese documento, los vecinos aseguraban que «somos conscientes de que, si seguimos así, el deterioro de nuestras instalaciones, la falta de seguridad y de inversiones, así como la lejanía, provocarán la ruina convivencial de nuestro barrio», por lo que ya tienen prevista la comisión promotora para gestionar el proceso. 

Propuesta de término municipal

En la comunicación de hace sietesemanas, la asociación de vecinos incluso detallaba al alcalde el término municipal que tendría el nuevo pueblo. «El territorio será el del antiguo núcleo de Tamarit –excepto las urbanizaciones de l’Escorpí, El Pinatell, La Pubilla-Entrepins, Molnars y Solimar– y desde el Golf hasta Mas Rabassa y de Mas Rabassa hasta Altafulla», se especifica en la carta. En ese documento, los vecinos daban «un mes, tal como se estipula en el Decret 244/2007» para recibir los datos económicos solicitados. 

Sin embargo, han pasado ya más de treinta días y los vecinos denuncian que «el Ayuntamiento no ha hecho nada», según indica el presidente de la Associació de Veïns, Francesc Garcia. Por esto, el 29 de octubre se envió una nueva carta al alcalde Ricomà. 
«Dado que aún no hemos recibido la documentación solicitada, y de acuerdo con los dispuesto en el decreto 244/2007 para que Tamarit vuelva a ser un municipio independiente de Tarragona, ponemos en su conocimiento que procedemos a tomar las medidas legales que correspondan para lograr los deseos de los vecinos», indica en la misiva la comisión gestora, que registró la comunicación el pasado martes 9 de noviembre. Sobre ello, Garcia añade  que «si en 15 días no nos han contestado, acudiremos a la Comissió de Garantia del Dret d’Accés a la Informació Pública (GAIP) de la Generalitat».  

«Se ha facilitado la información»

La denuncia de falta de información de la entidad vecinal no es compartido por parte del gobierno municipal. «La Móra, inicialmente, pidió ser una Entitat Municipal Descentraltizada (EMD) pero, para conseguirlo, debe demostrarse que es una opción eficiente para la prestación de los servicios respecto a los que se prestan en la actualidad, y esto es una condición que no se cumple», indica el concejal de Serveis Centrals, Jordi Fortuny (ERC). El primer teniente de alcalde añade que el ejecutivo de la Plaça de la Font «se ha reunido en varias ocasiones con los dirigentes vecinales, y se les ha facilitado información como el coste de los impuestos imputables a La Móra, así como la participación de los tributos del Estado realizados según el número de personas empadronadas, así como el coste de limpieza, residuos, el autobús, el alumbrado público o el coste del mantenimiento de los espacios verdes».

El máximo responsable económico municipal reitera que «la predisposición para facilitarles información es total desde el mismo momento que nos la requirieron, y seguimos trabajando para encontrar un punto de consenso, aunque la normativa exige que se demuestre «que lo solicite más del 50% del censo electoral, un hecho que no se ha acreditado». 

Aval de JxTGN y la CUP

Las formaciones del gobierno municipal apuestan por el diálogo, si bien discrepan sobre la hoja de ruta. «Los contactos son constantes, y el plan de mejoras demuestra que el Ayuntamiento ama el barrio. Por otra parte, no percibimos un sentimiento mayoritario de los ciudadanos que viven allí de querer abandonar Tarragona», afirma el portavoz de ERC, Xavier Puig, quien cita el acuerdo «del carril bici hasta Altafulla, el hecho de detener el by pass ferroviario que amenazaba el Bosc da Marquesa o el proyecto renaturalización del canal», como ejemplos de la apuesta por el barrio.

Por su parte, Dídac Nadal (JxTGN), recuerda que «los vecinos de La Móra llevan muchos años reclamando atención». El portavoz de la formación juntaire considera que «si la voluntad de segregarse es viable y compartida por la mayoría de la población, no existe otra vía que llegar a un acuerdo para hacerlo posible». 

La CUP también se muestra partidaria de facilitar el proceso. «Debemos dar respuesta a la información que se pide por pura transparencia. Además, debe facilitarse que se pueda realizar un proceso participativo», indica la portavoz cupaire, Eva Miguel, quien añade: «Si con la documentación se ve que la segregación es viable y, además, el proceso participativo dice que la mayor parte de la población está de acuerdo, adelante. Y si con la documentación se ve que la segregación no es viable pero el proceso participativo dice que la mayor parte de la población de esta zona la avala, entonces deberemos estudiar los pasos a seguir para materializar la voluntad popular». 

Finalmente, desde la oposición, Lorena de la Fuente (Cs) lamenta «conocer por la prensa» que «La Móra ha iniciado el proceso de segregación». Sobre ello, la formación naranja recuerda que «cuando el gobierno estaba en la oposición apoyaba la reivindicación vecinal», pero resalta que «ahora ha cambiado el discurso».

Temas

  • La Mora
  • Tamarit
  • municipal

Comentarios

Lea También