Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Móra pide mano dura a la Guàrdia Urbana para los coches mal aparcados

Vecinos de este barrio se quejan de la impunidad hacia los vehículos mal estacionados en verano, una permisividad que no se observa en otras partes de la ciudad
Whatsapp
Los coches aparcan en un vial de doble sentido, eliminando un carril, durante el horario de playa.  Foto: Lluís Milián

Los coches aparcan en un vial de doble sentido, eliminando un carril, durante el horario de playa. Foto: Lluís Milián

Los vecinos de la Móra-Tamarit lo repiten cada año cuando llega la época estival: la regulación de aparcamientos en el barrio debe ser una prioridad para la convivencia de vecinos, turistas y visitantes puntuales.

Sin embargo, las quejas públicas o las llamadas a la Guàrdia Urbana cuando la necesidad es urgente no terminan de surgir efecto.Eusebi, Gemma o Teresa son tres vecinos del barrio. Todos ellos llevan muchos años arraigados en este barrio de Llevant y aseguran que el problema no es tan antiguo como pudiera parecer. «Hace dos o tres años que se repite y no hay forma de encontrar solución». Coincide con la eliminación de la zona azul en el aparcamiento que hay a pie de playa.

Estos vecinos apuntan que la llegada del verano implica un mayor número de coches, «que entendemos perfectamente siempre y cuando estén aparcados en una plaza debidamente señalizada», explica Teresa. Los residentes, con la asociación vecinal al frente, han planteado en años anteriores que el aparcamiento gratuito de la playa (fue zona azul tiempo atrás) fuera reglado temporalmente para que pueda haber movilidad.

«Cuando ese aparcamiento está lleno, los otros vehículos buscan cualquier rincón para dejar el coche. Nosotros vemos cada día que un vial de doble sentido –por ejemplo calle Ripollès o Baix Empordà– queda reducido a la mitad porque aparcan los coches sin ningún remordimiento», dice Eusebi. «Y pobre de tú que digas algo porque te miran mal», admite Gemma, quien señala que hasta los pasos de peatones o en las esquinas hay coches mal aparcados.

Los vecinos piden que haya mayor presencia policial en estas franjas horarias más complicadas (fin de semana y en horario de playa) y que se regulen las infracciones al igual que pasa en otros puntos de la ciudad. «¿Verdad de que si dejo el coche en la Rambla o en la Plaça Imperial Tarraco y me voy a caminar un rato o de compras seguro que el coche se lo lleva la grúa? ¿Por qué en mi calle no debería regirse el mismo criterio?», argumentan los tres vecinos.

Desde el Ayuntamiento se quiere quitar hierro a las críticas (que se repiten cada verano) y se asegura que la presencia policial en La Móra-Tamarit y otros barrios es frecuente y que los agentes actúan si observan infracciones. Las mismas fuentes municipales, pero, remarcan que este año la Guàrdia Urbana no ha recibido llamadas en este sentido.

A pesar de ello, las patrullas vigilarán las posibles infracciones que se detecten para mejorar la convivencia. Los vecinos piden que apliquen el mismo criterio que en otros puntos de la ciudad y que se respeten las normas de circulación.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También