Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Muntanyeta: Un parque que reclama dignidad

Después de conseguir que no se vendiera un terreno aledaño para construir una iglesia mormona, ahora los vecinos se han puesto en marcha para exigir mejoras. El Ayuntamiento está trabajando
Whatsapp
La zona boscosa está plagada de desperdicios y escombros de construcción. Foto: Lluís Milián

La zona boscosa está plagada de desperdicios y escombros de construcción. Foto: Lluís Milián

«Este es un vertedero vivo», explica un vecino mientras pasea por una de las zonas boscosas del Parc de La Muntanyeta, en Sant Pere i Sant Pau. La acumulación de basura habla de años de desidia. El catálogo de desperdicios es de lo más variado: sacos de escombros provenientes, con mucha probabilidad, de la reforma de un cuarto de baño, televisores, ordenadores, un colchón, abundante ropa y calzado («robado de los contenedores», explica una vecina), así como basura ‘menuda’: botellas, envoltorios, pañales, toallas sanitarias... Y cacas, muchas cacas de perro que ‘minan’ todo el territorio.

Es, sin duda, la queja estrella de los vecinos que se han empeñado en impulsar la recuperación de la zona verde después de haber ganado una importante batalla hace tres meses:conseguir que el Ayuntamiento de Tarragona no vendiera parte de los terrenos para levantar un templo mormón. La presión social consiguió que el solar, calificado como terreno para equipamientos, fuera reclasificado como zona verde, un trámite ahora en curso.

Pero los vecinos no están dispuestos a dejar pasar el tirón que consiguieron con aquella lucha y han formado una plataforma en la cual participan, además de ciudadanos a título particular, las dos asociaciones de vecinos del barrio. «No pedimos grandes inversiones, sólo que se respete la zona verde y conseguir unos mínimos», explica Jan Aran, miembro de la plataforma. Han puesto en marcha, incluso, una página de Facebook la cual tiene un mapa interactivo del parque con los ‘puntos negros’.

Los vecinos explican que desde el ‘susto’ de la venta del solar se reúnen periódicamente con el Ayuntamiento. «Agradecemos la implicación del alcalde», señala Aran. Pero no quieren que se baje la guardia. Reclaman una limpieza integral, «aquí sólo limpian en la zona VIP», explica otro vecino refiriéndose a la zona llana, más cercana a la avenida Països Catalans. Solicitan, además, una fuente, sustituir la señalización y reponer los elementos de gimnasia estropeados.

Piden, además, que todo el parque, que tiene 13 hectáreas, esté acotado con vallas de madera, tal como hay en una parte. Creen que sería, además, un buen elemento disuasorio para quienes entran con sus vehículos a dejar escombros en el parque.

Solicitan también que se acondicionen los caminos en los que se han abierto brechas tras las últimas lluvias.

‘Estamos trabajando’

Ivana Martínez, concejal de Espais Públics, reconoce que no les gustó el malestar que se creó con la venta fallida de los terrenos y asegura que desde entonces ya se han reunido dos veces con el alcalde y los representantes de los vecinos para que todas las actuaciones que se realicen en el parque sean consensuadas con ellos.

Respecto a la limpieza, aclara que actualmente hay trabajando un grupo de personas que realizan trabajos para la comunidad y que harán una primera limpieza manual durante quince días. Justamente después deberán entrar los equipos de limpieza del ayuntamiento, esta vez con vehículos para llevarse los desperdicios más voluminosos. Calcula que esta segunda parte podría tardar otros quince días y asegura que la limpieza abarcará todo el perímetro, también la zona de bosque.

En lo que se refiere a los equipos de gimnasia, comenta que han solicitado un crédito de 50.000 euros para reponerlos.

Sobre los caminos explica que sí está previsto aplanarlos, pero para eso se debe esperar a que terminen las lluvias. Apunta, además, que se está trabajando en la creación de un itinerario accesible en coordinación con Serveis Socials. Recuerda que el proceso para renovar la señalización ya está en marcha, a la espera de la opinión de la plataforma de vecinos. «Nos lo estamos mirando con mucho mimo», asegura Martínez.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También