Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

Tarragona SOCIEDAD

La Muntanyeta prevé que su nuevo edificio de Bonavista entre en funcionamiento en 2017

Las "Fase 1" de las obras, que contempla adecuar sólo la planta baja, comenzarán este mes de octubre y durarán 8 meses

Francisco Montoya

Whatsapp
Imagen virtual del comedor, que forma parte del proyecto de la planta baja del edificio. FOTO: Cedida

Imagen virtual del comedor, que forma parte del proyecto de la planta baja del edificio. FOTO: Cedida

Este mismo mes de octubre comenzará la primera fase de las obras de construcción de la nueva residencia de discapacitados que La Muntanyeta tiene previsto abrir en el Edifici Blanc de Bonavista. Después de la “fase 0”, que consistió en tareas preparatorias, en breve se iniciará la “fase 1”, que cuenta con un presupuesto de casi 3 millones de euros (en concreto, 2.987.500 euros) y que consiste fundamentalmente en la adecuación de la planta baja del inmueble, que ha sido cedido por el Ayuntamiento de Tarragona.

Las obras han sido adjudicadas a la empresa Carbonell Figueres, que se ha comprometido a completarlas en un plazo de ocho meses, por lo que la intención es que “el curso que viene” pueda haber ya actividad en el recinto, en palabras del director general de la Associació Provincial de Paràlisi Cerebral (APPC)-La Muntanyeta, Jaume Marí, que este miércoles presentó en rueda de prensa los trabajos junto a Anna Santos, concejal de Serveis a la Persona del Ayuntamiento, y Amadeu Escardó, arquitecto de Carbonell Figueras.

Marí detalló que esta primera fase del proyecto debe permitir que el curso 2017-18 se inicie ya con 12 plazas de residencia (para las que hay una larga lista de espera) y 50 plazas de centro ocupacional de día funcionando en la planta baja del edificio de Bonavista. Una planta baja en la que, además del espacio dedicado a esas 12 plazas de residencia, está previsto que se construya también un área de terapias (enfermería, fisioterapia, sala multisensorial, logopedia, sala de psicomotricidad y sala de terapia con animales), una sala polivalente que incluirá un comedor de casi 300 metros cuadrados, una sala central de instalaciones, un espacio de servicios (cocina, lavandería, vestuarios de personal…) y la zona de centro ocupacional de día, con cinco aulas donde a partir del próximo curso trabajarán 50 personas de más de 21 años. El proyecto para esta planta baja lo completan un pasillo que Marí espera que represente “un punto de socialización” y “dos o tres despachos de administración”.

Marí explicó durante la rueda de prensa que la “fase 2” de las obras, que corresponde a la planta primera del emblemático Edifici Blanc de Bonavista, es también “urgente” y su inicio podría llegar a solaparse con la “fase 1”. En esta primera planta, el proyecto contempla espacio para otras 48 plazas de residencia “24 horas al día, 365 días al año” que se añadirán a las 12 de la planta baja. “Con estas 60 plazas comenzaremos a cubrir mínimamente la lista de espera que tenemos”, destaca el director general de La Muntanyeta al respecto.

Para esta segunda fase “no hay un timing concreto, pero la idea es que a principios de 2018 estén en funcionamiento estas 48 plazas de residencia de la primera planta”, apunta Marí, quien añade: “La tercera fase, correspondiente a la segunda planta, también es importante pero no es tan urgente a nivel de atención a las personas, así que no hay tanta prisa”. En esta segunda planta, el proyecto de APPC contempla los espacios de administración “y también, si es posible, algunas salas para que otras entidades que lo puedan necesitar”. “Al final no queremos que el edificio sea sólo de La Muntanyeta, sino un espacio social, y nos gustaría que en la segunda planta hubiera un pequeño vivero de entidades”, explica Jaume Marí en este sentido.

Si se cumple el calendario establecido, a principios de 2018 La Muntanyeta habrá trasladado a Bonavista la residencia 24 horas (con 60 plazas) y el centro ocupacional de día para 50 personas. En el actual recinto de L’Oliva quedarán, pues, los espacios de atención al a infancia. “Nos sabe mal porque la interacción entre niños y adultos es positiva y funciona en el actual recinto, pero por falta de espacio ha habido que ampliar y la idea es que en el centro actual se quede la atención a niños y en el de Bonavista la de adultos”, sentencia Marí.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También