Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Ninota se abre el escote y reivindica a las mujeres

El Ninota, la Ninota y la Bóta se presentan en la edición de 2018 de las fiestas más locas

Agnès Llorens Altmís

Whatsapp
El Ninot, La Ninota y la Bóta, a punto para inaugurar el Carnaval 2018. FOTO: PERE FERRÉ

El Ninot, La Ninota y la Bóta, a punto para inaugurar el Carnaval 2018. FOTO: PERE FERRÉ

Abrirse el escote como marca de reivindicación a favor del derecho de la mujer a expresarse libremente y sin ataduras. Este es el gesto simbólico que ayer protagnizaron Pere Estadella y Jordina Ros —autores del Ninot, La Ninota y la Bóta de Carnaval y miembros de l’Associació per a la Conservació de les Figures Festives— cuando, en un gesto simbólico, abrieron a tijeretazos el escote del vestido de La Ninota. La acción se repitió una vez más, cuando Ros se extirpó también parte de su vestimenta, manifestando que «las mujeres tenemos derecho a ser libres para decir lo que queramos y para expresar sus opiniones». En una edición marcada por la incertidumbre de los últimos meses, los autores de los elementos festivos que presidirán las fiestas de Carnaval han querido hacer especial hincapié en la necesidad de salvaguardar la libertad de expresión, motivo por el qual la Bóta se muestra, este 2018, enjaulada en una estructura dorada. «La Bóta está encarcelada en un jaula de oro para reivindicar el derecho de la gente a decidir», apuntó, a su vez, Estadella. 
Debido al mal tiempo, la presentación de los elementos festivos que protagonizarán el Carnaval 2018 se celebró en las escaleras de la entrada del consistorio municipal, entre el gentío de los miembros de las comparsas y la presencia del Rei Carnestoltes y la Concubina, que ayer martes iniciaron una semana intensa de actos y contacto con la ciudadanía. 

La fiesta de toda la ciudad 

La presentación del Ninot, La Ninota y la Bóta es uno de los primeros actos oficiales del Carnaval 2018 en Tarragona, unas fiestas que este año están más pendientes que nunca de la situación metereológica —que, según la organización, traerá más frío que lluvias— y que cuentan con la participación activa de las cerca de 30 comparsas que, durante todo el año, trabajan duro para estos días. «El Carnaval de Tarragona se sitúa como uno de los mejores del Estado español y es una de las celebraciones que tiene más capacidad para unir las diferentes realidades que conviven en Tarragona», apunta la responsable municipal de Festes, Begoña Floria, que se congratula por el «equilibrio entre sátira y lucimiento» de los diferentes actos que poblan el programa. La responsable de Festes se configura así, y según palabras de la responsable municipal de Festes como «una celebración cohesionadora». 

Una semana llena de actos

La puesta de largo de la Bóta, el Ninot y La Ninota marca el inicio de un largo periplo de actos que, hasta el próximo miércoles, tendrán las calles de Tarragona como principal escenario. Las fechas a marcar en rojo en el calendario empiezan hoy miércoles, con la entrada del XXXVII Rei Carnestoltes, la XXIV Concubina XXIV y sus séquitos, en un recorrido que empezará en el Pla de la Seu a las 19 horas para terminar en el Ayuntamiento, donde serán recibidos con todos los honores por las autoridades locales. 

Entre las citas destacadas, también se encuentra la Disfressa d’Or —que, un año más, se celebrará este jueves, Dijous Gras, a partir de las 21:30 horas en la TAP— en la que será una buena opción para medir las fuerzas, el ingenio y la creatividad de las comparsas a través de sus propuestas de disfraces, creaciones que se podrán disfrutar en la calle en la Rua de l’Artesania del próximo sábado o la Rua de Lluïment del domingo. Ahora sólo falta que el tiempo acompañe.  

Temas

Comentarios

Lea También