Tarragona Nit de les Garnatxes 2019

La Nit de les Garnatxes a ritmo de rock catalán

Gerard Quintana fue el encargado de poner el toque musical al evento. Una edición más, el Celler de Capçanes reunió a un millar de personas

Pablo Latorre

Whatsapp
Los restaurantes de Cambrils El Rincón de Diego y Can Bosch crearon las tapas que maridaron los vinos.

Los restaurantes de Cambrils El Rincón de Diego y Can Bosch crearon las tapas que maridaron los vinos.

Volvió a ser el lugar donde uno debía estar la noche del viernes. El Celler de Capçanes reunió, de nuevo, a un millar de personas en su velada más mágica, la Nit de les Garnatxes. Una vez más en la que demostró su savoir faire en el enoturismo, poniendo en común sus caldos y la creatividad de las estrellas Michelin de la provincia. “Queremos que quienes vienen cada año disfruten de la velada, por eso cuidamos cada detalle, así como los chefs y los artistas que nos acompañarán y hasta el límite de aforo, para garantizar el disfrute”, destacó el gerente del Celler de Capçanes, Joan Sabaté.

En esta ocasión, los restaurantes de Cambrils Rincón de Diego y Can Bosch fueron los artífices de las tapas que maridaron los vinos de esta bodega de la DO Montsant. La elección de las mismas la tomaron el presidente de la bodega, Lluís Miquel Molina, y el propio Sabaté tan solo una semana atrás. Eso sí, contaron con el buen consejo de varios críticos gastronómicos. «Estamos contentos de participar en esta noche tan especial», ya avanzó el chef Rubén Campos, de El Rincón de Diego, durante la elección de las tapas que acompañaron las garnachas de los cuatro terruños del territorio (Panal, Calissa, Arcilla y Licorella).

No temieron las supersticiones de llegar a la decimotercera edición ni a las previsiones de lluvias. Apostaron por superarse con un mito de la música catalana, Gerard Quintana, que brindó a la velada ritmo y nostalgia. “Cada año buscamos a grupos catalanes que ofrezcan una propuesta musical en la línea de nuestros vinos y de una noche como esta”, apuntó Sabaté. El gerundense prensentó Intocables en un nuevo espectáculo partido en tres pases a lo largo de la noche.

El éxito fue evidente. Enseguida se creó un circuito de gente que indagaba los rincones de la bodega en busca de los maridajes. Vecinos de Capçanes, apasionados de la enología de Catalunya y Valencia, fans rockeros de Quintana y hasta proveedores y eruditos del vino extranjeros subieron a la comarca del Priorat.

El arte autóctono volvió a tener voz este año gracias a dos artistas. La pintora y la ilustradora cambrilense Nuri Mariné y Mari Pena, hija de Capçanes, expusieron sus obras dedicadas a la naturaleza y a la agricultura. Finalmente, para los asistentes con más sensibilidad artística, la bodega lanzó un concurso de fotografía a través de su Instagram. Quiso premiar las tres capturas con más ‘Me gusta’ con un lote de vino.

Evidentemente, el feedback lo obtuvieron enseguida y esa misma noche ya se habían colgado decenas de instantáneas con el hashtag #NitDeLesGarnatxes2019. “Estamos contentos de esta edición al ver que la gente que ha venido a podido pasarlo bien y compartir una noche que es muy especial para nosotros”, quiso subrayar el gerente del Celler de Capçanes. Ese buen feedback mostró el agrado del público por la Nit de les Garnatxes, una cita que desde hace trece año ha marcado la agenda enoturística de Catalunya.

Temas

Comentarios

Lea También