Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Part Alta pone a debate la peatonalización del barrio

Farts de Soroll organizó ayer un coloquio sobre el aparcamiento de vehículos, la ausencia de información ante los cortes de circulación o la falta de colocación de rampas

Rossi Vas

Whatsapp
En el encuentro de ayer participaron profesores de la URV.  FOTO: pere ferré

En el encuentro de ayer participaron profesores de la URV. FOTO: pere ferré

Más de ciento sesenta bares invitan gustosamente desde hace años a los clientes para que les visiten. Su intención no es para nada la de molestar con el ruido a los vecinos ni tampoco a los transeúntes.

Curiosos de la Part Alta, llegan durante todo el año turistas de todo el mundo, pero también por aquí pasan de costumbre los habitantes de esta zona peculiar y repleta de historia.

Las terrazas, que son cada vez más con el paso del tiempo, seducen con sus tapas típicas y el sol mediterráneo. No obstante, detrás de esta imagen idílica vendida a los extranjeros para que nos visiten, se esconde algo más, por lo que precisamente se juntaron preocupados por enésima vez los miembros de la plataforma Farts de Soroll.

Actualmente, la plataforma son cincuenta, y declararon que siguen luchando por las zonas peatonales desde hace dos años. Se reúnen una vez a la semana.

La reunión de ayer tuvo lugar según lo habitual, en el Departament de Cultura de la Generalitat de Catalunya, que no está situada en cualquier lugar, sino en la mencionada zona.

El objetivo es que el barrio luzca como una zona atractiva para los habitantes y turistas

El debate abierto a todo el mundo que tuviera interés o estuviera vinculado de alguna manera, duró casi dos horas, con el fin de exponer los problemas, relacionados en concreto con la peatonalización.

Moderado por la periodista Sara Sans, y con la única idea de acentuar de una manera clara y directa sobre este punto tan importante, los organizadores habían invitado a la historiadora Marta Serrano Coll, del

Departamento de Historia de la URV, y a los arquitectos Daniel Lorenzo e Inés de Rivera, del Departament d’Arquitectura de la URV, quienes compartieron sus experiencias profesionales al respecto en Salou.

Asistieron también muchos vecinos, entre los cuales había de todas las edades y profesiones. «Llevamos ya bastante tiempo con este tema», dijo José Ortiz, de Farts de Soroll. Añadió, inquieto, que no se notan los resultados del llamado Procés Participatiu, a través del cual, en el año 2010, el Ayuntamiento tuvo que proyectar una imagen de la Part Alta, que, advierten los de la plataforma, «no se aplica».

Uno de los puntos interesantes, aseguraron ellos, era que «los vehículos no puedan ocupar espacios públicos». Sin embargo, esto no es así, contaron que a partir de esto, las terrazas de los bares siguen multiplicándose, que fue otro incumplimiento del Procés Participatiu.

«Prometieron que se iban a colocar cámaras de videovigilancia en el acceso de vehículos», relataron otros miembros de la plataforma, Antonio Núñez, excartero, y Andreu Ximenis, funcionario en la Administración Pública. Ambos aseguraron que ya se han enviado al Ayuntamiento por escrito muchas peticiones, pero que hasta hoy no han recibido ninguna respuesta.

Lamentablemente, los organizadores del debate de ayer subrayaron que no se ha cumplido nada de lo previsto por este organismo local. Entre otras cosas, nombraron lastimosos que «no se han colocado las rampas que garantizarían el acceso universal al barrio», ni tampoco «se ha informado a los habitantes de los cortes de circulación con antelación para proponer alternativas de paso».

La opinión común era que unos ciento sesenta bares en la zona «es algo exagerado»

Con la ayuda de los arquitectos que formaron parte en el debate, la esperanza del vecindario es obtener «una peatonalización adecuada en la Part Alta», basada en su experiencia laboral en una población turística como Salou, donde, destacaron ambos arquitectos, «el 60% de los comercios están vinculados a la hostelería». La idea con esta práctica es conseguir objetivos satisfactorios aquí.

Las palabras clave

Las palabras clave para Farts de Soroll en su lucha son: «Sabemos, pensamos, tememos y queremos», que son las que les llevan a seguir adelante en «la historia epistolar con el Ayuntamiento», confesaron.

Afirman haber presentado múltiples reivindicaciones, y que ahora lo que quieren es «convertir la Part Alta en un lugar turístico y que enganche».

Opinan que en vez de tener cinco asociaciones de vecinos, los 3. 900 habitantes «se merecen todos juntos buscar la solución».   
 

Comentarios

Lea También