Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Plaça de la Font se resigna ante la descentralización de los actos

Los restauradores comprenden la situación, pero son conscientes de las pérdidas que supondrá la medida

Carla Pomerol

Whatsapp

Para los bares y restaurantes de la Plaça de la Font, este año las fiestas de la ciudad serán distintas. Peores, aseguran la mayoría. Y es que el Ayuntamiento de Tarragona ya ha comunicado que la ciudad se encuentra inmerso en la operación descentralización, es decir, trasladar algunos actos que habitualmente se celebraban en la Part Alta a otros puntos de la ciudad. La semana pasada se daba a conocer que el concierto de Santa Tecla no se llevaría a cabo en la Plaça de la Font. Los bares del lugar se muestran resignados y, aunque entienden que los actos deben repartirse por toda la ciudad, les preocupa no trabajar como otros años.


«Estamos preocupados. Casi no hacen actividades en la plaza, cuando es uno de los puntos neurálgicos de las fiestas mayores. Para este año, tenemos previsto comprar menos», explica Romina Carrasco, trabajadores del bar Domum, de la Plaça de la Font. Un poco diferente piensan diferente. Este es el caso de Maria José Tenor, propietaria del bar Cal Peret de la Plaça de la Font. «Entendemos que hay que repartir los actos. Además, depende que concierto es mejor si no lo hacen aquí, ya que el Ayuntamiento nos obliga a retirar la terraza cinco horas antes de que empiece. Y esto es un rollo, porqué nos hace perder mucho dinero», asegura Maria José, quien añade que «lo cierto es que los pedidos son menores, porqué ya intuimos que este año será más flojo».

Plaça de la Font
Concert a la plaça de la Font.

Más a la expectativa se encuentra Fran Miguel, que es el primer año que vive las fiestas como propietario del bar Lacita, de la Plaça de la Font. «No solamente estamos molestos nosotros por los cambios, también los proveedores que ven como pedimos menos material por prudencia», asegura Fran Miguel. 


Aitor Nieto, del bar La Sal de la Plaça de la Font comparte la idea de que los restauradores de otros puntos de la ciudad puedan ganarse la vida bien durante las fiestas. «Lo que no me parece tan bien es que se lleven casi todos los actos de aquí. Si a esto le sumas las múltiples prohibiciones con las que nos encontramos, no hay por donde cogerlo», explica Aitor Nieto, quien asegura que «no hay mejor localización que la Plaça de la Font para llevar a cabo un concierto como el de Santa Tecla».


En esta misma línea opina también Xavi Salvat, propietario de El Candil, quien asegura que «el Ayuntamiento nunca ha estado a favor de potenciar la Plaça de la Font. Por alguna cosa interesa trasladar los actos y darles la razón a la plataforma Farts de Soroll». Por otro lado, Salvat añade que «los conciertos que últimamente actuaban en la plaza tampoco atraían mucho público. Casi que prefiero trabajar en la terraza».


Los propietarios de los bares y restaurantes de la Plaça de la Font no están indignados. Están resignados con la situación. La mayoría de ellos comprenden la nueva medida, pero son conscientes de lo que esto significa.


¿Dónde se hará?
Ahora falta saber donde se celebrará el concierto de SantaTecla, en el que actuarán Txarango y Roba Estesa. Que no se llevará a cabo en la Plaça de la Font ha sido una sorpresa para los tarraconenses, que ahora hacen apuestas sobre la localización, ya que el Ayuntamiento aún no se ha pronunciado al respeto. Manel Torres, un joven tarraconense, cree que dos de los espacios en lo que puede hacerse el concierto son el Parc Francolí, –la zona de los skates–, o en Les Gavarres. Su amigo, Roger González, apuesta más por la avenida Vidal i Barraquer, delante de la Tabacalera. «Conciertos de estas características, tan tradicionales, deberían llevarse a cabo en el centro neurálgico, ya que es donde hay los servicios necesarios. Por el resto, me parece bien que descentralice», explica Torres. Gemma Albert se muestra más contundente. «Tendremos que caminar de una punta a otra de Tarragona», asegura.

 

 

 

Temas

Comentarios

Lea También