Más de Tarragona

La Rambla se viste de rojo

Por primera vez, la ciudad acoge la celebración del año nuevo chino, en este caso el del gallo. Más de 200 personas se acercaron a la Rambla Lluís Companys para festejarlo por todo lo alto

Irene Rubió

Whatsapp
Los asistentes a esta celebración disfrutaron con todos los actos de la jornada.  Foto: lluís milián

Los asistentes a esta celebración disfrutaron con todos los actos de la jornada. Foto: lluís milián

Faroles chinos ponían las primeras notas de color a cada lado de la Rambla Lluís Companys. El viento los zarandeaba, pero se mantuvieron en su sitio. Nada iba a estropear el acontecimiento. Se trataba de la primera edición de la celebración del nuevo año chino en la ciudad. Un evento muy especial que ya ha tenido lugar en la Universitat Rovira i Virgili, pero que aún no había tomado partido a nivel local.

Esta festividad, que estuvo abierta a todo el público, se dividió en diferentes actos. Para dar la bienvenida al Año del Gallo y a la primavera, los anfitriones, la Escola de Xinès Yang Yang, la Associació Xinesa de la Província de Tarragona y la Associació de Cultura Xinesa de Tarragona, ofrecieron a todos aquellos ciudadanos que se congregaron en este tramo de la Rambla, toda una mañana de espectáculos, talleres y actividades que tenían como objetivo acercar la milenaria cultura a los tarraconenses.

Entre los actos más destacados de la jornada de ayer estuvo el desfile de leones y dragones, protagonizado por diferentes miembros de las asociaciones y de la escuela. Este desfile encantó sobre todo a los asistentes más pequeños.

La celebración estuvo presidida por la cónsul general adjunta del Consulado General de la República Popular China en Barcelona, Tang Lingyun, y el concejal de Cultura del Ajuntament de Tarragona, Josep Maria Prats.

Es la primera vez que la ciudad se suma a la celebración de la llegada del nuevo año chino, un evento que ya se celebra en centenares de ciudades alrededor del globo y que acerca a la ciudadanía la riqueza de esta cultura milenaria.

La coordinadora del evento y directora de la Escola de Xinès que recibe su propio nombre, Yang Yang, se manifestó muy satisfecha después de la gran acogida por parte de las personas asistentes: «Ha sido un éxito, estamos muy contentos. Desde la organización esperamos que la gente que ha haya asistido lo haya pasado muy bien ». La coordinadora aseguró que el año que viene volverán «a repetir» después de la buena acogida.

Mayores y pequeños, en total más de 200 personas quisieron sumarse y participar en esta celebración del Año Nuevo del Gallo. Un acercamiento entre culturas muy enriquecedor que después del éxito cosechado seguirá teniendo lugar durante los próximos años.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También