Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Riera de Gaià, el día después de acumular 10 centímetros de granizo

Un tractor ha trabajado toda la mañana para despejar las calles y la máquina quitanieves ha apartado el hielo de la carretera de acceso

Jordi Cabré

Whatsapp
La calle Pau Casals sólo tiene una salida y hoy martes estaba bloqueada por el hielo. FOTO: Rosa M. Rafí.

La calle Pau Casals sólo tiene una salida y hoy martes estaba bloqueada por el hielo. FOTO: Rosa M. Rafí.

La fuerte granizada que cayó a primera hora de la tarde de ayer lunes en La Riera de Gaià (es el municipio donde se acumuló más espesor de piedras de hielo) todavía sigue hoy muy presentes en las casas, calles y tejados de esta localidad del Tarragonès.

Las dificultades de los vecinos al caminar por aceras y calles o de los coches porircular sin sufrir un patinazo se han repetido en diferentes puntos de la ciudad.

Plaça de l'Església, enfrente de las Escoles Velles. FOTO: Rosa M. Rafí

El manto blanco acompañado de las bajas temperaturas ha obligado al Ayuntamiento a poner un tractor y apartar en la medida de lo posible esta capa de hielo, que en algunos puntos ha alcanzado los diez centímetros de grosor, han explicado los vecinos.

Por suerte, el granizo no ha provocado demasiados daños en coches, tejados y ventanas, aunque faltará una revisión más exhaustiva en los campos. Cabe recordar que la fuerza del granizo rompió un aislante de una torre de media tensión y provocó el corte de luz durante casi tres horas.

Esta mañana, en la carretera comarcal T-202, la máquina quitanieves de la Diputació ha trabajado intensamente para apartar y amontonar el hielo. Además ha esparcido sal para que se deshagan las placas del asfalto.

Un "parquet" de color blanco en La Riera esta mañana de martes. FOTO: Rosa M. Rafí

Algunos vecinos han pedido ayuda para poder sacar el coche y llegar a las vías principales con éxito. A título de ejemplo algunos vecinos de la calle Pau Casals no podían sacar el coche de su garaje porque el tramo donde viven seguía helado y resbaladizo.

La ausencia de sol en buena parte del día y las bajas temperaturas retrasan la desaparición de estas placas. Por ello se ha pedido la limpieza del vial para poder circular con garantías.  

Temas

  • La Riera de Gaià
  • granizo

Comentarios

Lea También