Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Cercavila Petita estrena el Griu y sus 30 acompañantes en una Part Alta volcada con los festejos dedicados a los más pequeños

Carla Pomerol

Whatsapp
FOTO: Pere Ferré

FOTO: Pere Ferré

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

La Santa Tecla Petita o la perpetuidad de la Fiesta de TGN

Un sueño cumplido. Así lo sentía Kilian Martínez, un niño de 5 años, que ha participado por primera vez en la Cercavila de la Santa Tecla Petita.

Martínez es un hooligan apasionado de las fiestas, de los tambores y del Seguici Popular. No se pierde ni una cita. Pero este año todo es distinto. Ahora toca vivirlo desde dentro y en primera persona.

Esta tarde de jueves se ha estrenado tocando el tambor detrás del Griu Petit, que también salía por primera vez en Santa Tecla. El pequeño, y sus treinta compañeros, estaban un poco nerviosos, aunque sus responsables no les dejaban ni un segundo. Les daban las indicaciones necesarias para que el debut fuera perfecto e inolvidable. «Está todo muy ensayado. Llevamos todo el verano preparando el gran momento. Todo saldrá bien», explicaba Noemí Bertran, cap de colla de Griu Petit.

Fue hace unos meses, cuando la Associació de Veïns de la Vall de l’Arrabassada decidieron que, aprovechando el quinto aniversario del Griu, era momento de incorporar su réplica pequeña en el Seguici. La entidad se puso manos a la obra y el pasado sábado se presentó la nueva bestia de fuego, que es mitad águila, mitad león. Está hecha de fibra de vidrio y el autor es el escultor Joan Iniesta. Ayer, Tarragona entera pudo contemplar el Griu Petit.

«Este viernes lo disfrutaremos más»

También era la primera vez que salían en la Cercavila, los portants de los Gegants Vells Petits. Pero estaban más tranquilos. Y es que el miércoles ya se pasearon por las calles de la Part Alta en la Baixadeta. «Creo que hoy –ayer para el lector– lo disfrutaremos más. Tenemos muchos bailes preparados», explicaba Ana Larisa, una de las portants titular.

 

A pocos metros estaba Luca, de seis años. Sus ojos no podían dejar de mirar los sombreros de paja que llevaban los miembros del Ball de Pastorets Petit. Se trata de una representación vinculada con las danzas de los pastores. Antiguamente, los protagonistas hablaban sobre los problemas que tenían en el campo. «Ahora, lo hemos adaptado a los nuevos tiempos y los parlamentos tratan sobre actualidad social y política, como por ejemplo, el excesivo precio del taxi o los plásticos en el mar», comentaba ayer Arnau Fa, miembro de la entidad.

Cada año son más los elementos que participan. Ni Tarragona ni Santa Tecla deben preocuparse por la continuidad de la fiesta. El futuro está más que asegurado con esta cantera.

Temas

Comentarios

Lea También