Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Santísima Trinidad italiana: fe, política y mafia

#seriesenvena
‘El milagro’.
Esta producción ha sido la sensación en Italia en 2018. Ha llegado a España de la mano de la plataforma de streaming Sky

Yolanda Fernández

Whatsapp
Guido Caprino interpreta al primer ministro italiano en este drama sobrenatural. Foto: Sky España

Guido Caprino interpreta al primer ministro italiano en este drama sobrenatural. Foto: Sky España

No solo de Netflix vive el hombre. Cada vez son más las plataformas de streaming a nuestra disposición, y las que están por llegar, y en esta ocasión es Sky España quien nos ofrece El milagro, un gran drama italiano que fue la sensación en el país transalpino a finales del pasado año y que se emite en nuestro país desde el pasado 22 de enero.

Siendo Italia y viendo el título de la serie podemos pensar de qué va su trama pero El milagro va más allá de lo obvio.

El escritor Niccolò Ammaniti es el creador de esta serie. El milagro no es de las que puedes ir viendo mientras haces la comida o juegas una partidita al Candy Crush. Va a requerir de toda tu atención porque es un drama de gran calado y por momentos bastante perturbador.

Algo inexplicable
Todo comienza cuando en una intervención del Ejército de élite italiano para detener a un capo de la mafia en su guarida lo encuentran agazapado en un rincón, semidesnudo y totalmente bañado en sangre. Tras detenerlo se adentran en las profundidades de la gruta donde estaba escondido en busca de más mafiosos cuando de repente se topan con el motivo por el que todo está inundado de sangre.

Para su sorpresa la sangre brota de los lagrimales de una pequeña Virgen de plástico que está sobre un pedestal.

Han encontrado una Virgen que llora sangre. ¿Milagro? La trasladan a unas dependencias secretas y comienzan a investigar cuáles pueden ser las posibles causas de tan magnífico suceso.

Vista la gravedad de la situación, el general encargado de la investigación decide avisar al primer ministro italiano Fabrizio Pietromarchi (Guido Caprino) quien, tras observar a la Virgen de cerca y comprobar que no hay ninguna explicación lógica para el sangriento llanto, decide ocultar a la sociedad italiana su existencia. Fabrizio es un hombre no creyente, lo que le provoca un considerable caos mental.

Serie coral
El milagro es una serie donde no hay un claro protagonista. Aunque bien es cierto que el mayor peso de la trama lo lleva el personaje del primer ministro Fabrizio Pietromarchi, le acompañan todo un abanico de personajes muy dispares entre sí que conforman un grupo bastante heterogéneo de personas. Fabrizio está casado con Sole (Elena Lietti), una mujer descreída y amargada con la vida que lleva. Tienen dos hijos de corta edad a los que cuida Olga (Irena Goloubeva), una chica que les infunde la necesidad de la fe, aunque de una manera un tanto peculiar.

El padre Marcello (Tommaso Ragno) es un buen amigo de Fabrizio y como miembro de la Iglesia católica es la persona que el primer ministro considera que puede ser la que le haga entender qué es lo que ocurre con la Virgen. Pero no puede estar más equivocado. El padre Marcello es un cura ludópata y vicioso que tiene un enorme problema de fe y grandes deudas de juego con la mafia de su barrio. Habrá que ver si tras presenciar el llanto de sangre de la Virgen sus creencias cambian.

Por otro lado, tenemos a Sandra (Alba Rohrwacher), la bióloga encargada de analizar la sangre que brota de la Virgen y que como científica no tiene fe en lo extraordinario sino que busca el motivo lógico y racional a todo lo que acontece. Pero poco a poco, por motivos personales, va cambiando su manera de ver las cosas y vemos cómo su pensamiento se va transformando.

Otro personaje a tener en cuenta es el general Giacomo Votta (Sergio Albelli). Se trata de la persona que dirige el grupo militar encargado de custodiar a la Virgen. Votta es un personaje con una gran inquietud por saber exactamente qué es lo que pasa y es la persona que a través de su investigación personal nos va a llevar a descubrir el origen de todo el asunto.

Si esperamos de El milagro una serie fácil de ver mejor pasémonos a otra, esta no lo es.

Pausada y perturbadora
El milagro nos muestra la honradez, la fe y la creencia de la gente aunque a su vez nos enseña la hipocresía, el pecado y la corrupción de quienes dicen servir a Dios pero contradicen sus preceptos. Quien menos te lo esperas es quien realmente tiene fe.
Ammaniti ha conseguido crear una serie que hace plantearte cosas y poner en tela de juicio muchas otras. Su desarrollo es pausado y a lo largo de los ochos capítulos que forman la primera temporada vamos a ver cómo el carácter y las creencias de la mayoría de los personajes van evolucionando en un sentido u otro.

El trato de la fotografía es fundamental para crear el tono que el desarrollo de la trama requiere y el uso de la música es excelente. Nunca se ha usado mejor el clásico de Jimmy Fontana Il mondo como en los créditos de inicio.

El milagro no es una serie para todos los públicos pero sí es una muy buena serie que recomiendo ver. Porque en esto de los milagros pasa como con las meigas, que existir no existen, pero haberlas haylas.

Temas

Comentarios