«¿La Savinosa? Analizaré su situación antes de decidir»

Noemí Llauradó, nuevo presidenta de la Diputació. «Es una cuestión que debemos poner sobre la mesa. Haremos un análisis y hablaremos con los agentes implicados antes de decir si seguimos por la misma línea» 

Octavi Saumell

Whatsapp
«¿La Savinosa? Analizaré su situación antes de decidir»

«¿La Savinosa? Analizaré su situación antes de decidir»

Noemí Llauradó (Reus, 1978) fue escogida el pasado martes como la primera presidenta en los 197 años de historia de la Diputació de Tarragona. La reusense coge el relevo de Josep Poblet, tras el Pacte de País firmado entre Esquerra Republicana y Junts per Catalunya.

¿Usted es presidenta porque descartó ser alcaldesa de Reus?
No. Esto son suposiciones que se dicen desde fuera. Las negociaciones y el acuerdo de la Diputació  se firmaron en Tarragona.

Andreu Martín (PSC) dice que «Reus ha sido moneda de cambio sin ninguna vergüenza» sobre el pacto de la Diputació. 
Es un acuerdo del territorio, en el que ningún municipio ha pesado más que el resto. Lo más importante es que se ha firmado y que debe permitirnos trabajar desde ya para el desarrollo económico de la demarcación.

¿Qué prioridades se marca?
Debemos impulsar políticas de vivienda, políticas contra la despoblación de determinadas zonas del territorio y el cambio climático. Para todo esto nos votó la ciudadanía y, por ello, tendemos la mano a la oposición.

¿Cómo van las primeras horas?
Muy bien. Han sido unos días intensos, en los que ya hemos hecho los primeros actos, como la ceremonia de los Juegos deportivos internacionales de Tortosa. También hemos mantenido las primeras reuniones con el gabinete y el equipo directivo de la Diputació. Desde el primer momento que estamos inmersos en la agenda de Presidència.

Falta decidir el cartapacio. Se han dado un mes. 
Sí, tenemos ganas ya de definirlo. La ley marca el plazo máximo de treinta días desde la constitución del pleno.

¿Por qué no llegaron al pleno de investidura del pasado martes con el equipo de gobierno ya definido?
Es habitual que no lo esté. Lo decidiremos con más tranquilidad y detalle.

¿Habrá 19 carteras y todos los diputados tendrán responsabilidades de gobierno?
Precisamente en esto estamos trabajando. Debemos consensuarlo entre las dos formaciones.

¿Por qué costó tanto llegar a un acuerdo con Junts per Catalunya?
No costó tanto. Al final, lo importante es que tenemos el pacto. Es un acuerdo que funcionará muy bien porque así ha sido en la Generalitat y en ayuntamientos como el de Reus. Hay muchas ganas de ponerse a trabajar.

¿Es una responsabilidad añadida ser la primera presidenta?
Sí, y espero no ser la última. El camino que abro debe ser el habitual en el futuro. Desde las instituciones servimos de ejemplo en igualad de género hacia otras organizaciones de la sociedad.

Este mandato hay 20 hombres y siete mujeres en el pleno provincial. ¿Es preocupante? 
Sí, la igualdad aún no se ha logrado. Esto es una anomalía. Debemos ponernos las pilas. De hecho, así lo interpelé a todos los grupos en el discurso de investidura. ERC somos el único partido que lo hemos igualado (6 hombres y cinco mujeres). No tiene ningún sentido ni ninguna lógica que el reparto no sea casi al 50%.

¿Qué hace una persona independentista al frente de un ente  financiado por el Estado?
Pues usar las herramientas que, de momento, tenemos a nuestra disposición. Es un instrumento que nos permite hacer políticas sociales, de izquierdas y republicanas.

¿Qué futuro tienen las diputaciones con las veguerías?
El que decidamos entre todos. Debe incidir más en la proximidad, la transparencia y en las políticas sociales y de participación.

¿No es próxima la Diputació?
Puede serlo más. Soy de una generación política diferente a la que había.

¿La Diputació tiene fecha de caducidad?
No lo creo. Lo que debemos hacer es actualizarla junto a la evolución de la sociedad.

¿Qué le habría hecho más ilusión: ser la primera presidenta de la Diputació o la primera alcaldesa de Reus?
Lo que me hace ilusión es servir a la sociedad, sea desde donde sea. Ser diputada también ha sido una gran experiencia.

El pacto con JxCAT apuesta por un acuerdo de País. ¿Qué posición tendrá la Diputació con el Procés?
Debe ser leal a lo que se acuerde en el Parlament y el Govern.

¿Colgarán la pancarta de apoyo a los presos antes del 1-O?
Debemos encontrar la mejor forma efectiva para defender los derechos y libertades de los representantes políticos. Deberemos consensuarla.     
¿Se ha reunido con Josep Poblet para el traspaso?
Sí, el primer día. Se ha puesto a disposición para cualquier cosa que necesite.

¿Cuál debe ser la apuesta de la provincia para tener futuro?
Las personas deben estar en el centro, sobre todo los de los municipios más pequeños.

¿Cómo pueden ayudarles?
Por ejemplo, dotando a los consistorios de más personal administrativo, como secretarios o interventores. Son cuestiones básicas que afectan al día a día. Debemos intensificar la colaboración con formación y ayudar en política de vivienda para frenar la despoblación que, por cierto, provoca incendios.

El de la Ribera d’Ebre es un ejemplo de esto. 
Debemos cuidar al sector primario y encontrar fórmulas para que la gente se quede a vivir en los espacios agrarios. Aquí debe apostarse por la accesibilidad, internet y la promoción turística. Es un gran reto, como también lo son las cuestiones medioambientales, con las energías sostenibles, la biomasa... Debemos acercanos a todo esto que nos pide la gente.

¿La reactivación del Ebre es la gran prioridad del mandato?
Sí, toda la demarcación debe estar bien atendida, como el Baix Penedès. Tendremos una visión de conjunto, transversal.

¿Qué posición tiene con el proyecto de la Savinosa?
Es una de las cuestiones que deberemos poner sobre la mesa.

¿Seguirán el trabajo que se ha hecho hasta ahora?
Haremos una diagnosis sobre la situación. Debemos ubicarnos, analizar y decidir.

Pero la Diputació ya ha presentado una propuesta de modificación del POUM al Ayuntamiento.  
Quiero analizar bien la situación y hablar con todos los agentes implicados antes de posicionarme sobre si seguimos por la misma linea o de qué manera.

La Diputació tiene externalizada la gestión de la TAP. ¿Está a favor de privatizar el uso de este equipamiento público?
Hay muchas opciones para gestionar los espacios públicos. Debe encontrarse la que sea más eficiente y de más sentido al equipamiento. Lo estudiaremos con calma. Sería muy poco responsable por mi parte precipitarme en alguna conclusión.

¿Apuesta por la Regió del Coneixement?
La alianza con la URV debe preservarse. Representa el entorno metropolitano en el que creemos. Quiero compartir este proyecto con los municipios, hablaré con el Govern y la universidad para ver cómo evoluciona. Debemos fomentar la economía del conocimiento, basada en el talento. Es el futuro. 

Temas

Comentarios

Lea También