Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Semana Santa llena al 100% el centro de TGN

Los hoteles y hostales más destacados consideran el nivel de ocupación de este año todo un éxito. La Associació de Restaurants de la Part Alta también hace un balance muy positivo

Laura Rovira

Whatsapp
Gente paseando por la calle Major de Tarragona, una de las más visitadas estas vacaciones. FOTO: Alfredo Gonzalez

Gente paseando por la calle Major de Tarragona, una de las más visitadas estas vacaciones. FOTO: Alfredo Gonzalez

Con una Semana Santa más cerca del verano que ha aguantado la lluvia habitual y ha permitido la celebración de los actos más relevantes como la procesión del Viernes Santo, la ocupación turística en la ciudad ha respondido con porcentajes que no bajan del 90%. Restaurantes, hoteles, hostales o camping comparten una misma sensación, la de éxito total.

Julio, propietario de El Racó de l’abat y presidente de la Associació de Restaurants de la Part Alta de Tarragona, hace un balance muy positivo de las reservas generales en los diferentes locales que forman parte de la asociación considerándolas las más fuertes desde hace años: «no hemos estado completos todos los días de las vacaciones pero sí que ha habido jornadas que estábamos desbordados y que no pudimos aceptar más reservas». Las sensaciones que ha dejado la Semana Santa han sido muy buenas para los restauradores de la Part Alta, ya que además de situarse en el escenario principal y más emblemático de los diversos actos, según Julio, las fechas más primaverales también han sido de gran ayuda: «que este año la Semana Santa haya sido a finales de abril hace que la gente tenga más ganas de costa».

La influencia de una Semana Santa tardía también se ve reflejada en los datos de los campings de la ciudad, como es el caso del camping Caledonia, en Tamarit. Con un 90% de la ocupación llena en estos días mejoran las cifras del año pasado y consideran que las ganas de playa han ayudado en comparación con otros años, donde el frío y la nieve eran los destinos preferidos para pasar estas vacaciones. Su vecino en Tamarit, el camping Trillas, también ha tenido un elevado nivel de ocupación en las que consideran que estas vacaciones de Semana Santa son de las mejores de los últimos años.

Turistas de  China, Ucrania o México visitaron la ciudad durante la Semana Santa

En cuanto a los hoteles, los principales alojamientos de la ciudad, situados en puntos muy céntricos, se han cansado de repetir que estaban completos, eso sí, con una sonrisa de éxito y satisfacción. El hotel La Plaça de la Font, ubicado delante del Ayuntamiento, en el corazón de la ciudad, ha conseguido el 100% de la ocupación en los días más señalados de la Semana Santa. A pesar de este magnífico resultado, desde el hotel han notado menos demanda en comparación con otros años puesto que en otras ocasiones el teléfono de reservas no paraba de sonar y tuvieron que rechazar muchos más clientes. Una ocupación que también llega prácticamente al máximo en el hotel Urbis, en el hotel Lauria o en el hotel SB Tarragona. En este último también destacan el aumento de interés por parte de sus clientes en la programación de la Semana Santa de la ciudad. Desde el hotel, declaran que «tuvieron que encargar más programas porque mucha gente preguntaba sobre los diferentes actos y se llevaban al menos un folleto», además, también contaron con las valoraciones posteriores y expresan que fueron muy positivas: «muchos clientes, la mayoría familias, comentaban que habían ido a algunos actos y que habían quedado gratamente sorprendidos».

Los hostales son una de las opciones de alojamiento preferidas para aquellos que buscan un viaje con un presupuesto reducido y compartir su experiencia con más gente. Su balance también se mantiene en la misma línea de éxito que la de los hoteles. El hostal 977, situado en la calle Cavallers, en pleno corazón de la Part Alta, se estrenaba en su primera Semana Santa con cifras que superaban sus expectativas, así lo expresa Noemí, trabajadora del hostal: «el viernes y el sábado teníamos toda la ocupación cubierta y el resto de los días no bajaba del 90%». Las parejas fueron la clientela estrella del 977 y además, con un interés común: «la mayoría venían para ver la Semana Santa», declara Noemí.

Otro de los hostales de la ciudad, Tarragona Hostel, en la calle La Unió, repetía el porcentaje más deseado en estas fechas, el 100%. «Jueves, viernes y sábado estábamos completos e incluso tuvimos que rechazar reservas», comentan desde el hostal. A pesar de que en este caso, la Semana Santa solo era una casualidad turística para la mayoría de clientes que, además, reflejaban la gran variedad de turistas que recibe la ciudad, ya que eran de diferentes partes del mundo: «la mitad eran españoles pero la otra mitad eran de múltiples nacionalidades, desde chinos o ucranianos hasta mexicanos», y desde el hostal añadían que a pesar de que mostraban interés por la Semana Santa, «su objetivo era visitar la ciudad y hacer otro tipo de turismo».

Así pues, la Semana Santa deja muy buenos resultados de ocupación y restauración y convierte Tarragona en uno de los destinos más visitados reafirmando su reconocimiento como Fiesta de interés turístico nacional.

Temas

Comentarios

Lea También