Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Sindicatura de Comptes cuestiona algunos procesos de contratación de los Juegos Mediterráneos

El informe fiscaliza las adjudicaciones realizadas por el Ayuntamiento de Tarragona en 2016 y recomienda mejores prácticas en cinco de los procedimientos revisados

Diari de Tarragona

Whatsapp
Imagen aérea del Anillo Mediterráneo de Campclar, con el Palau d’Esports a la izquierda y la piscina, a la derecha. FOTO: Tarragona 2018

Imagen aérea del Anillo Mediterráneo de Campclar, con el Palau d’Esports a la izquierda y la piscina, a la derecha. FOTO: Tarragona 2018

La Sindicatura de Comptes ha emitido un informe de fiscalización de la contratación administrativa del ejercicio 2016 al Ayuntamiento de Tarragona en que revisa procesos relativos a los Juegos Mediterráneos, además de otros procedimientos.

El trabajo quiere comprobar que los procesos se han hecho de acuerdo con los principios de contratación del sector público y con las normas legislativas y reglamentarias vigentes.

Entre los procesos que el órgano apunta que se habrían podido hacer de otro modo hay la adjudicación de las obras del proyecto de reforma del estadio de fútbol del Gimnàstic de Tarragona, hecho en trámite de urgencia a finales de noviembre del 2016, y en que las obras no se pudieron iniciar hasta abril del 2017, cuando la corporación aprobó el plan de seguridad y salud.

También se examina la prórroga de la adjudicación del proyecto de reforma de los vestuarios de la piscina y de la zona de servicios del polideportivo de Campclar, y se sugiere como se tendría que haber resuelto la ejecución del proyecto modificado de las obras de rehabilitación y reforma de Palau Municipal.

El informe se ha revisado por muestreo de los expedientes correspondientes a la contratación del 2016, las prórrogas de contratos, revisiones de precios y modificaciones de expedientes de contratos adjudicados en ejercicios anteriores sobre un volumen total de 24,09 millones de euros.

Por todo ello, la Sindicatura recomienda que la oferta económica, cuando no sea el único elemento a considerar, se configure como un criterio de adjudicación relevante en la contratación, y, en caso de que excepcionalmente su repercusión sea mínima, se justifique suficientemente.

También que, cuando se preparen los pliegues, se tenga en cuenta de no introducir elementos que puedan inducir a error en la presentación de las ofertas por parte de los licitadores.

Finalmente, se recomienda, en general, una mejor planificación y, en concreto, que se haga con antelación suficiente la tramitación de las licitaciones para renovar los contratos de servicios y de concesión de servicios previamente a su vencimiento.

Se han fiscalizado cinco contratos que representan el 55,6% de los expedientes de contratos de obra y el 91,7% del importe total adjudicado. De estos se han seleccionado cuatro adjudicados en 2016 y uno de modificación.

Entre estos se encuentran las obras comprendidas en el proyecto de remodelación integral del estadio de atletismo de Campclar, las de reforma de los vestuarios de la piscina y de la zona de servicios del polideportivo también de Campclar y las comprendidas en el proyecto de reforma del estadio de fútbol del Nàstic (lote 1 y lote 2).

En cuanto al proyecto de reforma de los vestuarios de la piscina y de la zona de servicios del polideportivo de Campclar, la Sindicatura apunta que el consistorio tarraconense otorgó una prórroga de un mes y medio al adjudicatario de unas obras porque no las finalizó en los siete meses previstos, a pesar de que la reducción del plazo de ejecución de las obras hasta los siete meses fue precisamente una de las mejoras previstas y valoradas en la adjudicación de este expediente. Se da la circunstancia que todos los licitadores habían ofrecido una reducción de los plazos equiparable.

La Sindicatura también cuestiona la modificación de un contrato adjudicado en 2008, en lo referente a la ejecución del proyecto modificado de las obras de rehabilitación y reforma del Palau Municipal, que fue suspendida por problemas económicos. Según este órgano, la actuación correcta habría sido resolver el contrato cuando se suspendió la ejecución, en 2012, y haber hecho una licitación actualizada cuando se consideró que se podían ejecutar las obras, el 2016.

Finalmente, se apunta que en ninguno de los expedientes de contratación de obras, de servicios y de suministros fiscalizados que fueron licitados mediante procedimientos negociados se acreditó la existencia de un proceso de negociación de las condiciones de los contratos, elemento esencial de los contratos tramitados por el procedimiento negociado.

En relación a la remisión de los datos básicos de los expedientes al Registro público de contratos de la Generalitat, la Sindicatura señala que no se comunicaron las modificaciones, ni las prórrogas, ni las variaciones de precios. Según la Sindicatura, tampoco se comunicaron algunas adjudicaciones derivadas de acuerdos marco.

Otras observaciones

El informe también cuestiona el procedimiento de las obras comprendidas en el proyecto para el arreglo de viales principales y de la mejora de movilidad practicable a la zona de Interblocs de Santo Salvador de Tarragona.

Un expediente se declaró desierto en la fase de licitación por errores en la presentación de las ofertas de todos los pujadores y se acabó tramitando con un procedimiento negociado sin publicidad. La Sindicatura considera que la corporación tendría que haber llevado a cabo una nueva licitación porque el error en la presentación de las ofertas había sido inducido por un error del mismo órgano de contratación.

Por otro lado, la Sindicatura también pone la lupa en el transporte adaptado para personas discapacitadas con movilidad y autonomía reducidas hasta centros ocupacionales. Un expediente muestra que el contrato no se formalizó hasta un mes y medio más tarde, a pesar de que el servicio se había ejecutado desde dos meses antes de que fuera adjudicado. Por lo tanto, durante el periodo de septiembre a diciembre no hubo ningún contrato que soportara la prestación del servicio.

Temas

Comentarios

Lea También