Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La URV se vuelca con un proyecto que mejorará la vida de los refugiados

'Todos necesitamos refugio' es una idea de Voluntaris pels Refugiats. Alquilarán y tutelarán pisos en Tesalónica, Grecia

Carlos Domènech Goñi

Whatsapp
El acto contó con la presencia del decano de la Facultat de Lletres, Josep Sánchez Cervelló. Foto: lluís milián

El acto contó con la presencia del decano de la Facultat de Lletres, Josep Sánchez Cervelló. Foto: lluís milián

‘Todos necesitamos refugio’ es el nuevo proyecto creado por la organización independiente Voluntaris pels Refugiats. Su objetivo es básico: mejorar la situación de los refugiados que actualmente se encuentran en los campos de Grecia. Y el mecanismo de ayuda, el siguiente: alquilar pisos y tutelarlos para poder acoger a familias enteras.

Tal y como expresaba Meritxell Llorenç, miembro de la organización, «los campos son una solución temporal. Pero tal y como nos indican desde Praxis, una ONG griega con la que estamos en contacto, esta solución temporal puede llegar a durar dos años». El motivo de esta espera es sencillo: tal y como confirma la Comisión Española de Ayuda a los Refugiados, el proceso de asilo va muy lento, y se tardarían 43 años en reubicar a los más de 160.000 refugiados a los que se les prometió ayuda.

Actualmente, la organización ya ha alquilado dos pisos en Tesalónica. Acogen a un total de dieciséis personas: cuatro madres que están solas con sus hijos y una pareja con un bebé. Tal y como explicaba en la rueda de prensa Hugo Di Dio, miembro de Voluntaris pels Refugiats, «los criterios de selección los establecen los trabajadores sociales que llevan muchos meses trabajando en los campos». El mismo aseguraba que «nosotros tratamos con un perfil medio, es decir, con personas en una situación que no llega a un nivel grave».

Desde la Universitat Rovira i Virgili se ha apoyado con fuerza el proyecto, y forma parte de una de las candidaturas a los beneficios de la III Cursa Solidària. «El refugio no sólo es necesario, es imprescindible», sentenciaba el decano de la Facultat de Lletres, Josep Sánchez Cervelló.

Integrar dos mundos

«El nombre del proyecto es este porque quiere integrar dos mundos: el del refugiado de guerra que se ha quedado sin nada y el nuestro», expresaba Hugo Di Dio. Por otro lado, Di Dio explicaba que el logo de la organización «es una mariposa para simbolizar el efecto mariposa, que se encuentra en la teoría del caos».

«Muchos de los voluntarios que trabajan semanas en los campos de refugiados llegan aquí y se frustran porque creen que su tarea no ha servido para nada. Sin embargo, nosotros creemos que cada gesto, por pequeño que sea, puede cambiar el resultado final, como en la teoría del caos», expresaba Hugo Di Dio.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También