Más de Tarragona

Tarragona Movilidad

La URV suspende las ayudas al transporte por falta de fondos

La medida es temporal y se recuperará con el inicio del próximo curso, tras negociarse un nuevo convenio con la ATM

CRISTINA ARTACHO

Whatsapp
La URV suspende las ayudas al transporte por falta de fondos. Foto: A. Mariné

La URV suspende las ayudas al transporte por falta de fondos. Foto: A. Mariné

Desde ayer, y hasta el comienzo del próximo curso académico, la comunidad universitaria de la Universitat Rovira i Virgili (URV) ya no puede acceder a los descuentos en el transporte público que les ofrecía la tarjeta URV-ATM (Autoritat de Transport Metropolità).

Según explica la Rectora de la Universidad, Maria José Figueras, la medida tiene dos causas. En primer lugar, se debe a la caducidad del convenio con ATM, vigente desde 2016. En segundo lugar, a las consecuencias económicas del coronavirus, que han obligado a la URV a recortar en un 15% la mayoría de las partidas presupuestarias, entre las que se encuentra la de medio ambiente, que enmarca el transporte público.

En todo caso, según asegura la rectora, «en setiembre nos sentaremos con ATM y repensaremos el nuevo convenio». En este, se tendrán en cuenta factores como los nuevos carriles bici, que permitirán llegar al Campus Catalunya y Sescelades a partir de octubre. También se tendrá en cuenta la reciente instalación de patinetes eléctricos en las calles de la ciudad. Así pues, se estudiará la demanda de las líneas ofrecidas así como cuáles son las más concurridas.

Frente la incertidumbre que plantea aún la situación pandémica, tanto en lo que se refiere a la presencialidad de las clases como al presupuesto del nuevo convenio, la URV plantea, en palabras de la rectora, «priorizar el descuento a las personas que tengan una situación económica más vulnerable». Si la partida lo permitiera, añade, «el descuento se ofrecerá a toda la comunidad universitaria como se había hecho hasta ahora». Figueras también insiste en la apuesta de la URV por el transporte público y sostenible.

El convenio de 2016

En el convenio aplicable hasta ahora, «la URV ponía el dinero y ATM la logística», cuenta la rectora. La universidad financiaba el descuento para los estudiantes, mientras que ATM ofrecía unas u otras líneas siempre escuchando las demandas del centro.

Hasta la actualidad, el descuento era del 15 por ciento si se viajaba entre una o dos zonas, y del 20 por ciento en el caso de recorrer tres. Se aplicaba sobre el precio ordinario de tres de las tarifas ATM: la T-MES, la T-50/30 y la T-10/30. A la rebaja tenían acceso los estudiantes, el personal docente e investigador y el de administración y servicios.

Temas

Comentarios

Lea También