Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La Urbana detiene a seis personas en cuatro días por robos en la Part Alta

Tres lo fueron por robar en una pastelería, uno en un domicilio y dos por sustraer cable del alumbrado público
Whatsapp
Una patrulla de la Guàrdia Urbana ayer en la Plaça del Fòrum, delante de la pastelería Rabassó. Foto: Lluís Milián

Una patrulla de la Guàrdia Urbana ayer en la Plaça del Fòrum, delante de la pastelería Rabassó. Foto: Lluís Milián

Un total de seis personas han sido detenidas en los últimos cuatro días por la Guàrdia Urbana de Tarragona por diferentes robos registrados en el Casc Antic de la ciudad. Desde mediados de mes se ha incrementado la sensación de inseguridad en el barrio, donde el vecindario ha comentado a través de las redes sociales supuestos robos o intentos habido. Sin embargo, en las últimas dos semanas la Guàrdia Urbana ha recibido diez requerimientos; sólo uno está relacionado con delincuencia –por robo en interior de vehículo–. Las mismas fuentes reconocieron, sin embargo, que se ha detectado un incremento de robos en interior de domicilios, con una mayor incidencia en las zonas de la avenida de Catalunya, Part Baixa, Barri dels Músics, Arrabassada y Casc Antic.

La última intervención policial se produjo a las cuatro y media de la madrugada de ayer.Una patrulla observó que el pilón que regula el acceso al Portal del Roser estaba sin fluido eléctrico. Los agentes comprobaron que tampoco lo había en el alumbrado público de las avenidas Maria Cristina, de Catalunya y Camp de Mart. Como últimamente ha habido robo de cable en otras zonas, los guardias se dirigieron hacia el Camp de Mart. Cerca del estanque vieron a dos personas agachadas que estaban alumbrando algo con una linterna.

Alertados por la presencia policial, los sospechosos salieron corriendo en dirección a la avenida Maria Cristina, arrastrando dos carros de la compra. No pudieron saltar la valla –el recinto se cierra durante la madrugada– y fueron detenidos.

Los agentes vieron que en los carritos llevaban cable enrollado, sustraído del interior de varias farolas –había seis con la tapa rota–. Son dos rumanos, Paul O. y Mihai T., de 30 y 27 años, respectivamente. Se está investigando si pueden estar detrás del robo de cable en el Parc Francolí por valor de 20.000 euros.

De una residencia

En la tarde del pasado lunes tuvo lugar otra intervención de la Guàrdia Urbana, en este caso en el Passeig de Sant Antoni. Sobre las cinco, una patrulla identificó a tres jóvenes sospechosos –después se supo que están en una residencia de la zona–. Un vecino vio la intervención policial y se acercó al punto. Identificó a uno de los jóvenes como el que el día 24 entró a robar en su vivienda, que está en obras. Según denunció en su día, los ladrones saltaron una tapia de tres metros y, una vez dentro, sustrajeron tres maletines de maquinaria valorados en 2.500 euros. Ante ello, los guardias detuvieron al sospechoso, un joven de 17 años.

Fuentes de la Guàrdia Urbana no descartaron nuevas detenciones respecto a este robo.

Comida y bebida

Un caso diferente sería el ocurrido sobre las seis de la madrugada del pasado sábado. Una vecina de la Plaça del Fòrum alertó a la Guàrdia Urbana de que acababa de ver a tres jóvenes –dos chicos y una chica– que forzaban la persiana de la pastelería que se encuentra en el cruce con la calle Merceria.

Dos patrullas acudieron al lugar. La primera que llegó a la zona dejó el coche a cierta distancia y los agentes se acercaron a pie. Vieron la persiana subida y la puerta de aluminio, forzada. Observaron a dos jóvenes en la calle Nou del Patriarca en actitud vigilante y que, al percatarse de la presencia policial, huyeron. Fueron perseguidos por uno de los guardias, mientras que el otro entró en la pastelería al oír ruido. Allí detuvo a una joven, que tiene 16 años y es vecina de El Catllar.

Los dos jóvenes fugados intentaron despistar al agente, que los perdió de vista. Sin embargo, poco después detectó a uno de ellos en la esquina de la Plaça del Fòrum con Peixateries Velles. Una patrulla que acudía en apoyo detuvo al tercer individuo en la calle Talavera. Llevaba el género sustraído en la pastelería: comida, latas, bebidas, botellas de agua, figuras de chocolate, etc. Los propietarios del establecimiento identificaron el género como de su propiedad.

Los detenidos son un joven de 17 años, una joven de 16 y uno de 18 años, Nassim Z., vecino de Tarragona.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También