Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La actuación del Síndic no resuelve el problema de un bar de Bonavista

Aunque el ente da por cerrado el conflicto, el propietario asegura que las paradas del mercadillo siguen tapando su local

Carla Pomerol

Whatsapp
Las paradas de los marchantes están totalmente pegadas al local de Juan Antonio Heredia. Foto: cedida

Las paradas de los marchantes están totalmente pegadas al local de Juan Antonio Heredia. Foto: cedida

La polémica por el mercadillo de Bonavista continúa. Esta vez, el detonante ha sido una carta del Síndic de Greuges enviada a las dos partes del conflicto: al propietario del Bar Los Pilares de Bonavista y al Ayuntamiento de Tarragona. El caso es que hace un año y medio, Juan Antonio Heredia, propietario del bar, se puso en contacto con el Síndic para denunciar que el mercadillo de los domingos en Bonavista no cumple con la normativa establecida por el propio Ayuntamiento, lo que dificultaba su trabajo. Ahora, el Síndic da por cerrado el caso, después de enviar al Ayuntamiento tres requerimientos pidiendo una solución al problema. 

Y es que las paradas de los marchantes se colocan pegadas a la puerta de acceso de su bar, y apenas se puede apreciar la entrada. Heredia se está planteando cerrar el negocio, ya que «los domingos son los días que más trabajaría, porque se mueve más gente por la zona. Pero, por desgracia, no puedo trabajar», asegura Heredia, quien añade que «no es solamente un problema mío. Tampoco hay un plan de autoprotección en regla. El día que pase algo, que las ambulancias deban entrar al mercadillo, no sé cómo lo harán».

Heredia amenaza con iniciar un contencioso ‘para hacer cumplir la normativa’

Después de acudir al Síndic de Greuges, la institución envió tres requerimientos al Ayuntamiento pidiendo que se solucionara el problema. El Consistorio contestó que se había acordado el desplazamiento de medio metro de una de las paradas para facilitar el acceso al bar y, además, que se había recordado a los marchantes que debían dejar libre la zona de paso. Pero todo sigue igual. Heredia no puede trabajar.

Con esta respuesta del Ayuntamiento, el Síndic de Greuges ha emitido el siguiente comunicado: «Debemos dar por finalizada nuestra intervención en este asunto, ya que se han agotado las actuaciones que podíamos llevar a cabo». De esta manera, el Síndic de Greuges da por concluida su actuación. 

Por su parte, Juan Luis Heredia, propietario del Bar Los Pilares de Bonavista, asegura que «continuaré luchando y, si conviene, iniciaré un proceso contencioso para defender la injusticia. No se trata de un tema particular, es un problema de todos. Seguiré reivindicando que se cumpla la normativa». Desde hace unos meses, Heredia acude a los plenarios del Ayuntamiento pidiendo una solución. Por su parte, el Ayuntamiento asegura que «la respuesta del Síndic da por cerrado el tema y demuestra que teníamos razón». Una lectura que no comparte Heredia.

Temas

Comentarios

Lea También