Este sitio web puede utilizar algunas "cookies" para mejorar su experiencia de navegación. Por favor, antes de continuar en nuestro sitio web, le recomendamos que lea la política de cookies.

La apertura pondrá fin a más de dos años de reivindicaciones

La unidad se abrió en 2007. Cinco años después se amplió su horario, un paso previo al definitivo
Whatsapp

La controvertida Unidad de Hemodinámica de Joan XXIII abrió sus puertas en 2007. Lo hizo con un horario limitado, de las 8.00 horas de la mañana a las 17.00 h. de la tarde, todos los días laborables, cerrando fines de semana y festivos. La única unidad de ese tipo en toda la provincia no se vio afectada por los ajustes presupuestarios en materia de sanidad. El punto de inflexión llegó en enero de 2012, con el caso de Felipe Rivas, uno de los detonantes. Este vecino de Tarragona de 64 años sufrió un infarto, fue trasladado al centro y desde allí derivado a Bellvitge. Aquel suceso desató la polémica. Salut admitió que el Joan XXIIIno atendía infartos después de las 16 horas –la intervención dura entre 30 y 60 minutos, y si se llegaba más tarde de las 16 h. se derivaba a Barcelona–.

Entonces comenzó la movilización. CGTllegó a recoger 6.000 firmas. El primer éxito llegó a finales de 2012, cuando la unidad amplió su horario de atención y pasó de las ocho horas diarias de lunes a viernes a las 12 horas de servicio al día, durante los siete días de la semana. Por lo tanto, la unidad pasó a cerrar a las 20.00 horas, el horario actual, a la espera que en febrero se concrete la ampliación definitiva para dar cobertura las 24 horas del día. Durante 2013 y 2014 no bajó la presión por parte de ciudadanía, sindicatos y parte del colectivo médico para conseguir la apertura total.

La recogida de firmas se fue alternando con diversos estudios. Por ejemplo, un balance indicaba que Tarragona era la única provincia española de más de 800.000 habitantes que no tenía un servicio de hemodinámica funcionando las 24 horas del día. Un informe del Pla Director de Malalties Cardiovasculars de Salut de abril del año pasado sostenía que el 58% de los pacientes con infarto agudo de miocardio en la provincia no era operado antes de los 120 minutos que los cardiólogos recomiendan que deberían pasar desde el diagnóstico.

En diciembre del año pasado, fueron entregadas más de 10.000 firmas al Departament de Salut para seguir con la presión. Salut mantenía que la unidad abriría las 24 horas en 2015, hasta que el pasado diciembre, el caso de Enrique Gheron volvió a provocar la polémica. El farmacéutico de Torreforta falleció en el traslado a Barcelona después de haberse encontrado cerrada la unidad. Nuevamente llegó la indignación:denuncias públicas, reuniones a nivel político, manifestaciones y hasta encierros marcaron los últimos hitos de una lucha que ha durado más de dos años.

Temas

  • TARRAGONA

Comentarios

Lea También